EL RESPLANDOR

HACE TREINTA AÑOS…

el resplandor

… y en plena efervescencia de cine de terror juvenil estadounidense, cierto director de fama mundial se encaprichó con la idea de llevar a la gran pantalla una historia de horror moderno con el fin de recuperar parte del público que había perdido a raíz de su último film. Kubrick, una auténtica eminencia en el panorama cinematográfico, quería tocar el género prohibido, un género tan querido por la taquilla como denostado por la crítica en general. No obstante, estaba dispuesto a sacrificar parte de esa crítica (la cual sería implacable con el film, como el mismo profetizó) a cambio de conseguir el beneplácito de su añorado público. Tenía que recuperarlo, y qué mejor que el cine de terror para conseguir su propósito.

el resplandor 4Para colmo tenía una espinita clavada, pues unos años antes su productora (Warner Bros) le propuso dirigir una historia más que atractiva pero que no “cuadraba” con su particular estilo. Esa historia se tituló “El Exorcista” e hizo a su director W. Friedkin un auténtico diamante en bruto en Hollywood y en la taquilla estadounidense.

Una vez concienciado en realizar una película de género, eligió a Diane Johnson como co-guionista y juntos buscaron una novela que se adaptara al personalísimo universo del director (Kubrick nunca dudó de su fuerza como director; en cambio, conocía sus defectos como guionista, por lo que a partir de Atraco Perfecto -y exceptuando Espartaco, escrita por D. Trumbo- prefirió apoyarse en novelas que le otorgaban una base estable a sus brillantes ideas).

el resplandor 3Tras varios meses, una noche Kubrick leyó un libro escrito por un joven autor que estaba arrasando en las librerías con un cuento de vampiros llamado Salem´s Lot y en el cine de la mano de Brian de Palma con la adaptación de su obra homónima Carrie. Se titulaba Shining. Esa misma noche, Kubrick lo vió claro. Se podría decir que tuvo su particular “resplandor”…

Lo que vino durante los dos años posteriores, años frenéticos de rodaje, ya es historia: repetición de tomas hasta el hastío, desencuentros con Stephen King, caídas (y recaídas) de pelo de Shelley Duvall durante las grabaciones, supuesta toma de sustancias por parte de Nicholson para “introducirse” de forma más convincente en su personaje, cambios de guión, insatisfacción de Kubrick con el resultado final y un largo etcétera. Ironías de la vida, la que fue su obra más repudiada es, exactamente treinta años después, una de sus películas más queridas y valoradas.

Con la historia de su elaboración, o más bien de su nacimiento, he querido comenzar esta pequeña aventura cinéfila homenajeando a la mejor película de terror jamás realizada. Una cinta reinvindicada como pocas. Un film que forma parte de mi vida; cada secuencia, cada escena, son parte de mi manera de entender y, sobre todo, admirar el séptimo arte. El Resplandor es una experiencia única. Un mundo onírico de pesadillas y miedos que tres décadas después maravilla y aterra a partes iguales. Es, en definitiva, un hito en la Historia del Cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: