EL HOMBRE DE ACERO

superman 1

SUPERMAN

Pocas veces, y más hablando del género de superhéroes, se origina una expectación tan alta como con EL HOMBRE DE ACERO,  enésima revisión del ídolo creado por Jerry Siegel y Joe Shuster y recuperado, en esta ocasión, por el notable Zack Snyder (Amanecer de los muertos, 300) con la participación de Christopher Nolan en el guión.
Al peso que conlleva revivir al personaje, posiblemente, más idolatrado del mundo fantástico se une la sorprendente calidad cinematográfica de las últimas adaptaciones de cómic. Y por encima de todas, la sombra de cierto caballero de la noche. Una sombra en donde el género, para muchos, ha adquirido cimas de una genialidad impensable en este tipo de films. Y claro, el nivel de exigencia es mayor. Mucho mayor.

superman 2Decir que este nuevo Superman es, de lejos, la mejor adaptación desde el film de Richard Donner tiene poco mérito. Pero lo que sí tiene valía, y mucha, es situarla como el prometedor comienzo de una hipotética saga demandada durante años por no pocos entusiastas del mítico cómic. Y aunque pueda provocar a más de uno sarpullidos, a la altura (en muchos sentidos, tanto artísticos como comerciales) del mismísimo primer capítulo de Nolan. La clave: al igual que en aquélla, se reverencia de manera extrema al héroe, equipándolo de una energía fílmica como pocas veces ha conocido e incorporando las necesidades visuales necesarias (a veces excesivas) de estos tiempos sin olvidar, y aquí está la verdadera destreza, la esencia innata del personaje, aspecto que en su día no consiguieron ni las secuelas del primer film (salvo, tal vez, gran parte del metraje de la primera secuela) ni la fallida y reciente versión de Bryan Singer (Superman Returns, 2006).

Parte de culpa la tiene el propio protagonista, Henry Cavill, descubierto por muchos en la fantástica Los Tudor. Parece nacido para interpretar al personaje, humanizándolo y llegando a hacer sombra, por momentos, al genial Christopher Reeve.

Pero vamos a lo que vamos. ¿Qué ofrece, de nuevas, este reboot? Lo siempre prometido pero nunca cumplido, salvo en la versión del 78. Un espectáculo puro y duro, inteligente y comercial sin obviar, ni mucho menos, el trasfondo metafórico del personaje, aquí subrayando incluso aspectos puramente religiosos (como son las reflexiones de Jor–El nada más estrenar Cavill el traje o ese reconocimiento del héroe, 33 años después de su llegada) que ayudan a magnificar el aura del personaje.

superman 3

¿Estamos hablando, por tanto, de la adaptación definitiva del personaje? No lo creo, o más bien espero que no. Pero desde luego es un comienzo, como en su día lo fue la espléndida Batman Begins. Buscando la perfección a la que llegó Nolan, es necesario pulir algunos aspectos, como potenciar la intensidad emocional de la historia, suavizar los excesos y, porque no decirlo, otorgar al humor algo más de protagonismo (resulta  en ocasiones demasiado fría, hasta el extremo de que uno se sorprende al oír una pequeña risa en la sala). Pero insisto, “El hombre de Acero” ofrece un grato divertimento. Y lo más importante; es una cinta que invita a creer y a reconciliarse con el niño que llevamos dentro. Volver a recuperar, por unos minutos, nuestra capa de superhéroe, invadiéndonos (y evadiéndonos) con la magia visceral de antaño. Esto, que a nadie le quepa duda, es un pequeño milagro. A fin de cuentas, de eso trata Superman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: