GRAVITY

UNA ODISEA DEL ESPACIO

gravity 3

No es fácil hacer una crítica de Gravity. La razón es simple; es una película que, en su más absoluta simpleza, esconde una complejidad fascinante que hace necesario descifrar cada escena, cada simbolismo, para desenmascarar a la, de momento, mejor película del año y pieza maestra desde ya del cine de Ciencia-Ficción.

Dos actores y el espacio infinito. Cuarón solamente necesita esos dos factores para encontrar la ecuación perfecta. Más allá de la excitante aventura espacial, de sus impresionantes efectos especiales y del sorprendente 3D, la nueva propuesta del director mexicano es, ante todo, un canto humanista a la superación, a la lucha y la supervivencia. Un viaje emocional limpio y directo a la valentía y obstinación del ser humano.

GRAVITYGRAVITY se clava como fuego en la retina desde el primer minuto; un alucinante plano secuencia nos transporta de lleno al espacio exterior. Sin apenas diálogo destacable. Sólo sirviéndose de la imagen, la música y los silencios. Aterradores, sepulcrales.

Poco a poco va adquiriendo una dimensión mayor, si cabe, que la angustiosa vivencia de sus protagonistas; compruebas cómo la experiencia traumática de Bullock no está ahí por casualidad, ni sus miedos iniciales, ni su evolutiva y creciente seguridad. O dicho de otro modo; al igual que en la obra capital del maestro Kubrick, título obligado de esta crítica, empiezas a entender que una reflexión mucho más profunda y mística sobre el ser humano flota en el espacio sideral escondida en la sobrecogedora epopeya cósmica.

La lucha de la protagonista no sólo una lucha física; es por encima de todo psicológica, una historia de resistencia emocional. Su ya comentada inocencia, remarcada por la protección de un “ángel de la guarda” llamado Clooney, se altera en el momento en el que entra, para alivio de los espectadores, en la estación espacial. Un momento de transición precioso, remarcado en una no menos preciosa y simbólica estampa del renacer del personaje tras el cual adquirirá una mayor entereza y fortaleza.

gravity

A partir de este instante la actriz asume por entero la función, regalándonos una carismática interpretación (desde luego premiable) y haciéndonos partícipes de su odisea personal y espiritual, vital para entender el mensaje propuesto por Cuarón.

Y hasta aquí puedo leer… para los que no hayan visto el film.  El cineasta ha elaborado un espectáculo sin precendentes, crepuscular, lo nunca visto y oído. Un proyecto que sobrepasa la condición de buen cine, de obra maestra. 

En definitiva, un milagro cinematográfico.

.

MÁS ALLÁ DE LA ODISEA ESPACIAL (Spoilers)

Como bien anunciaba al principio de la crítica, es difícil comentar la grandeza de esta maravilla sin caer de lleno en los temidos spoilers o sin destripar el mensaje final de la película, al menos el que yo he sentido y experimentado.

La trama, real o metafórica, no es más que una excusa (fascinante, eso sí) para componer un impresionante relato sobre la condición y el afán de superación del ser humano, representado en el personaje de la impecable Bullock, un ser atormentado por un pasado demoledor que vaga sin rumbo definido (casualmente, como aparece su personaje en el momento de producirse el desastre: perdida ante la nada) y que experimentará una lucha interior que la llevará a renacer (simbolizado por el maravilloso plano fetal) ante la adversidad que la vida le presenta. Un combate físico y psicológico brutal, lleno de imprevistos pero que desembocará en uno de los finales más bellos y vitalistas del cine reciente: ante el dolor hay que levantarse. Y dar pasos, por muy pequeños que sean. Un triunfo íntimo e individual remarcado por la ausencia de gente en la última escena.

Una asombrosa lección de vida, de una fuerza e intensidad inigualables.

Anuncios

2 comentarios to “GRAVITY”

  1. Muy de acuerdo con tu crítica. Puede verla la semana pasada en 3D, y si bien la valoro un pelín menos que tú, me ha parecido de Notable alto.

    Es justo que te de las gracias porque fuíste tú el que me la recomendó con más fervor. De no ser por ti, probablemente no habría acudido a la sala ¡Muchas gracias! 🙂

    Es un película apta para todos los públicos: unos se quedarán con la fascinante parte técnica y otros descubrirán el subtexto que esconde dentro de esos simbolismos que mencionas. Así que estamos ante una película que disfrutaran tanto los amantes del puro espectáculo como los amantes de un cine que apunta en otras direcciones más filosóficas (en el buen sentido de la palabra).

    Un saludo.

  2. Muchas gracias por fiarte de mi criterio y más en una cinta en la que, a pesar de su gran aceptación, no son pocos los que piensan que exageramos en nuestra entusiasta valoración (con toda lógica al crearse demasiadas expectativas).

    GRAVITY es una experiencia, como digo, más allá de la propia cinematografía, con sus pros y sus contras.

    Me alegro que te gustara y mil gracias a ti por seguir mis consejos nuevamente!

    Un saludo,
    Gon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: