CAPITÁN PHILLIPS

PIRATAS

capitan

Digámoslo sin tapujos. El argumento del nuevo film del nominado al Óscar Paul Greengrass (basada en la crónica real del Capitán americano Richard Phillips y su desafortunado encuentro en aguas internacionales con piratas somalíes) no atraía mi atención especialmente.
Una historia en principio poco apetecible, conocida entre pinzas por la mayoría del personal y, por desgracia, muy común en los informativos televisivos de hoy día.

Qué equivocado estaba. Increíble que historia tan poco cinematográfica adquiera tanto nivel, tanta pasión, en la gran pantalla; Greengrass no decepciona, derrochando dominio narrativo, una tensión asfixiante y brindando a Tom Hanks su mejor interpretación en años, magnífico como buque insignia de la película.

capitán 5Pero vayamos paso a paso. El director realiza la que tal vez sea su obra de estructura más clásica, una aventura marítima a la antigua usanza que va in crescendo hasta conseguir un clímax irrespirable a la vez que sobrecogedor, pocas veces experimentado por el que aquí redacta en una sala cinematográfica. Reconstruye con verdadera admiración el relato de este lobo de mar, sin artificios y sin sentimentalismos varios. Y te lo crees, lo sientes y padeces.

Conozcas o no lo lo narrado, experimentas en tu propio cuerpo el agobio de tan fatídica situación; maestro en el género, el realizador de la notable Bloody Sunday trufa la primera parte del relato con acertadísimos primeros planos cerrados que introducen de lleno al espectador en el interior de cubierta, aumentándolos más si cabe ante la aparición de los temidos saqueadores.
La tensión, de primera clase, persiste hasta la última hora, momento en el cual ( y tras una pequeña transición cargada de tensión psicológica) Greengrass arroja toda su artillería pirotécnica y de montaje consiguiendo unos minutos soberbios, de agobiante y singular crueldad, dejando incluso al público más experimentado exhausto, derrotado.

capitán 4Tom Hanks, más allá de cualquier alabanza, compone un retrato certero de un héroe que no eligió tal condición de honor. Una caracterización formidable, apoyada en un elenco en el que destaca el jefe de los piratas (tan desconocido que ni Google conoce su misterioso nombre) con el que comparte un gran duelo interpretativo. Lobo frente a cordero, cambiándose los roles según el minuto de metraje.

Apasionante, espléndida y escalofriante. Capitán Phillips es eso y mucho más. Una película con alma, palpitante y finalmente conmovedora.

.

DETRÁS DEL CAPITÁN PHILLIPS (Spoilers)

Por si alguien no conoce el final del suceso escribo estas líneas aparte, pues no puedo dejar de comentar el increíble y carismático trabajo del dos veces ganador del Oscar por Philadelphia y Forrest Gump.

Los últimos minutos de este actor (concretamente el instante de su derrumbamiento emocional) son de una calidad interpretativa asombrosa y estremecedora, reflejo del sentimiento de desgaste de un espectador, como bien comentaba, extenuando ante las dos horas anteriores. Un sentimiento participativo, cómplice.
Es tal la maestría de su trabajo y de lo anteriormente narrado que uno asume, por unos instantes, la propia identidad (y aflicción final) del mismísimo Richard Phillips.

Perfecto final para este excepcional y agónico film.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: