BAJO LA MISMA ESTRELLA

NUESTRO PEQUEÑO INFINITO

bajo la misma estrella

Hay dos formas de enfocar el relato que aquí se nos cuenta. Desde una visión idílica, destilando sólo los aspectos más radiantes, o desde una perspectiva acorde con la realidad, mucho más cruda y áspera. La protagonista, Hazel (Grace Lancaster), prefiere narrarlo desde la segunda opción, sin vaselina ni tiritas que ayuden a curar las heridas. Al fin y al cabo, es la historia de su vida. Una historia de dolor y barreras a combatir, pero también de un amor real, extraordinario, más allá de los días contados.

A simple vista, la adaptación al cine del bestseller de John Green parece un nuevo hit destinado exclusivamente a la militancia adolescente, una especie de relevo generacional de los afeminados (e insufribles) vampiros teen y cazadores en penumbra. Nada de eso.
El cineasta Josh Boone ha conseguido algo poco menos que milagroso: contarnos una historia de amor servida para los jóvenes tomándoles en serio, sin fisuras ni aspavientos. Una love story inteligente, cuidada y, lo más sorprendente, tremendamente emotiva.

Bajo la misma estrellaBuena parte de culpa la tiene la sabia elección de los actores (incluyendo a la siempre genial Laura Dern) y el material de origen, más que notable. Una narración nada condescendiente sobre la enfermedad en la flor de la vida que detalla, con especial calidez, pasos vitales como el primer amor y todo lo que ello conlleva, desde las primeras miradas y mensajes intempestivos (formidable utilización de los mensajes de teléfono superpuestos en pantalla) hasta su consumación, siempre acompañada del patetismo de la inexperiencia. Boone, quien ya había dejado patente su buen hacer en la grata Un invierno en la playa, sigue al pie de la letra las palabras del escritor, dotándolas de vida gracias al extraordinario y enternecedor trabajo de Shailene Woodley y Ansel Elgort, en auténtico estado de gracia. Ambos intérpretes parecen haber nacido para representar sus papeles, transmitiendo química y veracidad por los cuatro costados.

bajo la misma estrella

Dejando a un lado las licencias del género y los tintes lacrimógenos (que no sensibleros), posiblemente estemos ante el mejor exponente de temática adolescente en muchos años. Una inesperada y conmovedora sorpresa, verdadera bocanada de aire fresco capaz de remover las lágrimas más recónditas. Conmigo lo consiguió. Y con creces.

Anuncios

2 comentarios to “BAJO LA MISMA ESTRELLA”

  1. Alada Says:

    Me ha emocionado tu crítica. Iré a verla en cuanto pueda. Este tipo de historias calan hondo en mí, y pese a lo duro, me hacen pensar que en esta vida todo es posible. Que incluso cuando crees que ya no hay nada bueno que pueda sorprenderte, quizás un milagro te esté esperando agazapado para traerte algo que ni en tus mejores sueños hubieses podido imaginar.

    Un saludo 🙂

  2. Me alegro mucho. Te puedo asegurar, leyendo tu comentario, que saldrás con el corazón encogido del cine.
    Y ya sabes, un paquete de klinex en el bolsillo no vendría nada mal xD.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: