EL MARIDO DE MI HERMANA

EL OCASO DE LA COMEDIA ROMÁNTICA

el marido de mi hermana

La cantidad de clichés y estereotipos sexuales que ahogan a la comedia romántica contemporánea empieza a rozar lo preocupante. La desastrosa EL MARIDO DE MI HERMANA, insólita traducción del original How to Make Love Like an Englishman, además de romper con todos los récords permitidos en esta materia, da un paso más allá con un ménage a trois en donde se dan cita los juegos de faldas más previsibles, filosofías baratas sobre el romanticismo mal entendido y las libertades individuales, las leyes migratorias y el paternalismo más sensiblero e hiperglucémico.

Utilizando la presencia de Pierce Brosnan como cebo para el público femenino, la película, plagada de histéricas y lapidarias interpretaciones (salvando de la quema a Malcolm McDowell, por eso de la veteranía) y de vergonzosos diálogos, encuentra su nivel máximo de decadencia en dos sonrojantes escenas: Brosnan cruzando la frontera estadounidense como si de una película de Alejandro González Iñárritu se tratara y aquella en la que el actor, de sesenta y pocos años, pide consejo sentimental (cual adolescente principiante) a papá Malcolm, de setenta y uno. Ver para creer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: