PESADILLAS

¡UNOS LIBROS DE MIEDO!

pesadillas 3

Puede que algunos lo hayan olvidado, pero la colección de novelas integradas bajo el título de Pesadillas fue un auténtico boom allá por mediados de los noventa. No había hogar con niños que no tuviera, al menos, un ejemplar de estas aventuras escritas por R. L. Stine, un escritor que supo ver antes que nadie la cantidad de público (y dinero) que se escondía en esos chavales cansados de las reposiciones en el cine de los clásicos Disney de antaño, lo que le convirtió en una especie de Stephen King para usuarios de Dalacín. Las historietas no eran demasiado terroríficas, tampoco demasiado originales (no dejaban de ser una traslación del horror cinematográfico al universo juvenil, ya explorado televisivamente en aquellas fechas por la mítica El club de medianoche), pero sí lo suficientemente efectivas como para pasar un rato de entretenimiento tras la jornada escolar.

pesadillasSu versión cinematográfica viene presentada bajo el título genérico por dos sencillas razones: primero, para identificar el material de origen; y segundo, por ser un homenaje a toda la serie de libros más que una adaptación individual de los mismos. En una jugada muy inteligente, y poniendo como protagonista de la película al propio Stine, al que da vida un descontrolado (y muy divertido) Jack Black, PESADILLAS reúne en un mismo relato la amalgama de monstruos, fantasmas y muñecos diabólicos que una vez poblaron la imaginación de su autor y, en consecuencia, la de tantos jóvenes de entonces. Para que los cinéfilos entrados en años nos entiendan, algo parecido a lo que le ocurría al escritor Sutter Cane en la obra maestra de John Carpenter En la boca del miedo, pero en versión sin cafeína.

Con una estructura que recuerda extrañamente a la menospreciada Jumanji, y tomando como referencia las correrías juveniles de Los Goonies y, principalmente, de su hermana terrorífica, la estupenda (nótese el halo melancólico) Una pandilla alucinante, Pesadillas recupera el espíritu vivaz, aventurero, juguetón y desenfadado de los años ochenta, convirtiéndose en un producto tan divertido para las nuevas generaciones como encantador para los más nostálgicos.

Anuncios

Una respuesta to “PESADILLAS”

  1. La Henryteca Says:

    Hola Amigo, tengo pendiente mi crítica de esta pelicula ligerita pero entretenida.

    Me ha gustado la tuya amigo

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: