GREEN ROOM

LA HABITACIÓN DEL PÁNICO

green room

En 1976, un primerizo John Carpenter sorprendía a la crítica de entonces (no así a sus seguidores, que ya le seguían la pista gracias a su envejecidísima pero simpática Dark Star) con una película que reformulaba los códigos del western combinándolos con dos géneros, aparentemente, opuestos al mismo: el fantástico (aludiendo, ojo al dato, a La noche de los muertos vivientes) y el policíaco. Esa mezcla, en la que varias personas se veían asediadas por una banda de delincuentes con actitudes propias de los zombis de Romero en una claustrofóbica jefatura de policía, se tituló Asalto en la comisaría del distrito 13 y sobrevive, a pesar de los años transcurridos, la soberbia carrera posterior del director y los plagios evidentes, horrendo remake incluido, como una de sus mejores y más inolvidables creaciones. Posiblemente, por ser un caso parecido al de Spielberg con su primer largometraje, El diablo sobre ruedas: la base conceptual de su filmografía, así como su esencia e intereses, puede que nunca haya experimentado mejor cristalización cinematográfica.

green room 2Acertadamente influenciada por el clásico del maestro del horror, con la que comparte estructura e intenciones que trascienden su nimio argumento, GREEN ROOM goza, además, del instinto violento, primitivo y pestilente abordado por ilustres nombres como Sam Peckinpah en Perros de paja o John Boorman en su magnífica Deliverance: al final, el enemigo más temible del ser humano es el propio ser humano. En un ambiente de opresión e irracionalidad, sin civilización en la que ampararse, hasta el más puro de los hombres puede convertirse en un bestia sin escrúpulos con tal de sobrevivir.

Si bien no pretende contar nada nuevo, el director Jeremy Saulnier, artífice de la estimulante Blue Ruin, construye un desasosegante y despiadado ejercicio de suspense dotado de un extraordinario sentido de la planificación, demostrando nuevamente que, por muy modesto que sea el proyecto, con las justas dosis de ingenio y gusto cinematográfico se puede conseguir una pequeña gran película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: