JACK REACHER, NUNCA VUELVAS ATRÁS

DE PROFESIÓN: DURO

jack

Atrás quedan los años en los que el actor Tom Cruise, con mayor o menor fortuna, se ponía bajo las órdenes de prestigiosos directores como Paul Thomas Anderson, Oliver Stone (otro en sus horas más bajas) o el mismísimo Stanley Kubrick en largometrajes que proporcionaban algo más que un ligera distracción veraniega. Desde que arrasara con sus exitosas entregas de Misión Imposible, y salvo alguna fallida excepción (Leones por corderos, la lamentable La era del rock), parece que ha preferido aparcar su prestigiosa carrera profesional por las alegrías que los espectáculos de acción más efímeros y ruidosos proporcionan en su ya de por sí abultada cuenta corriente (recordemos que, además de intérprete, maneja los hilos de la producción de sus films), a veces provistos de cierta agudeza argumental (la muy divertida Al filo del mañana), la mayoría elaborados con una desidia creativa verdaderamente alarmante (Oblivion, Noche y día).

SJack Reacheregunda parte de uno de sus más desafortunados proyectos, tan desastroso que sólo su exitosa recaudación da sentido a la cinta que nos ocupa, JACK REACHER, NUNCA VUELVAS ATRÁS reúne en una misma película todos los estereotipos del género con los nuevos y delirantes complementos de la new age hollywodiense (crítica superficial al sistema militar; incorporación de una compañera femenina de armas tomar que, paradójicamente, recalca la esencia viril de la aventura…). Tan lineal y previsible que el entretenimiento destaca por su ausencia, uno no puede dejar de preguntarse qué diferencia existe entre este producto, catalogado como blockbuster de serie A, y las historietas patrióticas que protagonizaran bestias pardas como Chuck Norris o Michael Dudikoff en la década de los ochenta. Incluso Cruise, ganador de tres Globos de oro y nominado idéntico número de veces al Oscar, con sus facciones desfiguradas por los litros de bótox, empieza a parecerse a esas estrellas acartonadas incapaces de arañar el éxito de otras épocas que acabaron recicladas en las estanterías de los añorados videoclubs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: