ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS

TRAS LOS MUROS DE HOGWARTS

Animales

El universo de hechicería visualizado por J.K. Rowling en la multimillonaria saga de Harry Potter era demasiado goloso como para no seguir siendo explotado en la gran pantalla. Finiquitadas las adaptaciones cinematográficas, algunas de ellas sobresalientes (la primera y tercera entrega), la mayoría reiterativas en su fondo y forma, le toca el turno a la prolongación, a modo de spin-off, de los relatos protagonizados por el aprendiz de mago, ideada en papel por la escritora poco tiempo después de terminar la serie de libros que la encumbrara mundialmente (no fuera a ser que enfermara la gallina de los huevos de oro).

Animales 2Errores descriptivos (fruto de la abundancia de personajes e información) y de casting (la elección de Eddie Redmayne, en un nuevo alarde de tics faciales y posturas imposibles) aparte, la sorprendentemente notable ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS supera su condición de precuela debido, principalmente, al virtuosismo y creatividad que anidan en el material de origen, inalterado en su traslación gracias al guion de la propia Rowling, y a la revolución conceptual que presentan algunos de sus detalles. En una jugada maestra que recuerda al atrevimiento que exhibiera el clásico ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, inmejorable fusión dos géneros tan opuestos como la animación y el cine negro, la película de David Yates arriesga al introducir elementos adulterados del embriagador Nueva York previo al crack del 29 (el de la Ley seca, los clubs nocturnos y las damas vestidas con trajes de lentejuelas) y el siempre fascinante folclore de las brujas de Salem, con los aspectos tenebrosos que ello conlleva, en un cuento de pócimas, varitas mágicas y encantamientos destinado a los infantes de la casa.

Dicha combinación, tan extraña como deslumbrante, le permite explorar terrenos desconocidos hasta la fecha en el imaginario potteriano, potenciando un factor sorpresa que, lejos de desvanecerse, adopta unas alas todavía más excitantes que las presentadas bajo las murallas del castillo de Hogwarts, trasladando por primera vez (y he aquí la genialidad de la premisa) el campo de batalla al mundo ignorante, escéptico y caótico de los muggles (o nomajs, si lo prefieren).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: