LAND OF MINE (Bajo la arena)

LOS HIJOS DEL NAZISMO

Los ojos de los más jóvenes pueden expresar mucho más que cualquier línea de guion recitada por un adulto. En Alemania, año cero, la obra maestra de Roberto Rossellini, el cineasta posaba la cámara en Edmund, un crío de doce años víctima de la devastadora situación de la Alemania posterior al III Reich. La de los vencedores y vencidos. Una Alemania decrépita, arruinada económica y psicológicamente, en donde las viejas generaciones enterraban a las intermedias, los niños malvivían delinquiendo y prostituyendo sus vidas, los asiduos al régimen seguían aprovechándose de los más débiles y los hospitales eran considerados el último refugio de dignidad. El impacto de su narración, remarcado por los fantasmagóricos escenarios reales de la capital, se incrementaba hasta la extenuación por la candidez del rostro que dominaba la pantalla. En realidad, Alemania, año cero era un cuento de horror disfrazado de drama neorrealista, tan certero y contundente que, posiblemente, ningún largometraje ha sabido plasmar con tanta maestría las consecuencias, físicas y morales, de la 2º Guerra Mundial.

“Todo me ha sido arrebatado, mi dinero por la inflación y mis hijos por Hitler”, afirmaba uno de los personajes en un momento de la película. De lo segundo, precisamente, trata la espléndida LAND OF MINE (o Bajo la arena, como se ha traducido en nuestro país); de los cachorros del nazismo, amaestrados bajo las banderas del sinsentido. Los protagonistas, un grupo de soldados del bando alemán apresados por los aliados y obligados a desactivar las bombas enterradas en las zonas costeras por el ejercito nazi, apenas tienen unos años más que Edmund, pero comparten el mismo semblante de fragilidad e impotencia. Y los mismos sueños y anhelos, arrebatados primero por su propia patria y después por unos captores incapaces de advertir la inocencia que esconden sus infames uniformes.

De una tensión insoportable en las escenas en las que los muchachos deben neutralizar los artefactos, haciendo del silencio un arma más mortífera que cualquier música estridente, Land of mine es, como la cinta de Rossellini, una atípica película de terror. Dura, realista, fascinante a la vez que estremecedora. Y al igual que en aquella, su discurso antibélico (la deformación ideológica que los adultos proyectamos en la mentalidad de las generaciones venideras) adquiere una solidez mayor por la pureza que respiran sus personajes principales.

Anuncios

Una respuesta to “LAND OF MINE (Bajo la arena)”

  1. Tengo que verla! Saludos 😊https://mirinconcinefilo.wordpress.com/2017/03/08/mujeres-de-cine/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: