CAPITÁN CALZONCILLOS: SU PRIMER PELICULÓN

EL VALOR DE LA AMISTAD

En una cinematografía animada en alza, vitoreada en la actualidad por la critica especializada y dominada por los subtextos narrativos de Pixar y la complejidad del imprescindible Studio Ghibli, se echa en falta producciones que piensen, exclusivamente, en los más pequeños de la casa. En este sentido, la cada vez más efervescente Dreamworks reina por encima de cualquier otra productora. Sus aventuras por ordenador, la mayoría parodias caricaturescas carentes de cualquier tipo de pretensión y embrollos intelectuales (véanse Madagascar, la reciente El bebé jefazo o la superior Shrek), han sabido solventar la ligereza de sus historietas (al menos desde una perspectiva madura) por toneladas de artillería cómica y visual, gracias a la búsqueda de una diversión descifrable únicamente desde los códigos del público infantil.

Fiel adaptación de los libros homónimos escritos por Dav Pilkey, distribuidos en España de la mano de la editorial Barco de Vapor, CAPITÁN CALZONCILLOS: SU PRIMER PELICULÓN sigue, punto por punto, la estela de las últimas producciones de la compañía ofreciendo un producto vacío de contenido (no deja de ser una sucesión de sketches sin hilo argumental definido) pero irresistible en su contagioso optimismo. Y, por supuesto, en su reivindicación de una animación puramente clásica, propia de la inventiva de Charles M. Schultz, formada por amigos inseparables, profesores malévolos, barrios donde el verano parece residir de forma perpetua y tardes de juerga en envidiables casas construidas en los árboles.

Poniéndonos en la piel de nuestros vástagos, esta producción, brillante en el colorido y muy divertida en su afán escatológico, funciona a las mil maravillas: es tierna, amena y fomenta incansablemente los valores de la imaginación y la amistad (tan desgastados en nuestros días). Y cuando guiña el ojo al público adulto, obtiene resultados igual de plausibles, principalmente por sus ocurrencias metacinematográficas (las puyas a las webs de opinión de cine) y en su sutil pero afilada crítica a la deficiente situación del sistema educativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: