Archive for the Críticas Category

LA GRAN BELLEZA

Posted in Críticas, En Blu-ray/ DVD with tags , , , , , , , on mayo 8, 2014 by Gonzalo Contreras

MIS RECUERDOS

la gran belleza 2

Durante este último fin de semana, son dos las ocasiones en las que he podido disfrutar la exitosa Gran Belleza del director Paolo Sorrentino. En la primera, me hipnotizó su puesta en escena, la fuerza de sus imágenes y de sus maravillosos encuadres, planos milimétricos capaces de perdurar horas después en la retina y de crear un estado de emoción exacerbado. No obstante, necesitaba poner en orden esa avalancha de increíbles instantáneas, aún a riesgo de caer fulminado como el turista extranjero del comienzo de la película.

La gran bellezaEn ese segundo visionado, me encontré de frente con la historia de Jeff Gambardella y sus invitados en todo su esplendor. Como buen maestro de ceremonias, nos guía por este grupo de excéntricos vividores a ritmo de música y fiestas salvajes. Un Moulin Rouge que sustituye el can-can por bailes modernos y en donde los mundanos ahogan sus penas en alcohol hasta que el sol, marcado por el icono de Martini, aparece en el horizonte.
Es ahí cuando la luz deja al descubierto sus verdaderas caras, desgastadas por los excesos y su perspicaz hipocresía. Creen ser buenos padres, gastan sus millones en desfiles de cirujanos con el fin de estirar su juventud mortal…  ignorando que al final todo muere, aunque el coche fúnebre venga enfundado en una lujosa limusina.

la gran belleza 3Y en mitad de todos ellos, nos encontramos con las memorias del propio Gambardella, interpretado por un memorable Toni Servillo. El relato de un escritor incapaz de retomar la palabra al no encontrar la inspiración que encumbrara su primera obra, ya lejana en el tiempo. Busca esa iluminación, esa gran belleza, en todo cuanto le rodea, ya sea en los inocentes juegos de una religiosa con unos niños, en el arte salvaguardado por Las Tres Princesas o en el impresionante collage fotográfico de un hombre desde su nacimiento hasta el presente, sin percatarse de que, tal vez, tan sólo necesita realizar un viaje interior a sus propios recuerdos, a esas raíces en donde las palabras que queremos expresar surgen más fácilmente.

En su estructura bebe, y mucho, de La Dolce Vita de Fellini, pero en esencia conecta más con la añoranza desprendida en su Amarcord (Mis recuerdos). El resultado es una obra, se disfrute o no, irrepetible. Es tal la emoción provocada que me da miedo volver a verla, no vaya a ser que se desvanezca parte de la magia original. Un canto sin pudor a la melancolía, como bien señala uno de los protagonistas (“¿qué tenéis en contra de la nostalgia? Es la única distracción posible para quien no cree en el futuro…”), que no me atrevería recomendar a la ligera, por eso de no perder amistades. O la amas, o la detestas, como se dice vulgarmente. En mi caso, ya os imaginaréis, está más que condenada al recuerdo.

Anuncios

SILENCIO DESDE EL MAL

Posted in Críticas, En Blu-ray/ DVD with tags , , , , , on julio 8, 2013 by Gonzalo Contreras

MUÑECOS INFERNALES

silencio desde el mal 2Cuidado con la mirada de Mary Shaw.
Ella no tenía hijos, sólo muñecos.
Si la ves en tus sueños
asegúrate de nunca, nunca gritar
o si no la lengua…

.

A pocas semanas del estreno de la prometedora Expediente Warren (posiblemente, la película que más ansias de ver me despierta actualmente) he querido visionar en Blu- ray una de las primeras obras de su autor, el cada vez más sorprendente James Wan. Se trata de la poco conocida Silencio desde el mal (Dead Silence, Universal Pictures, 2007).

silencio desde el mal 5Dejando de lado el psycho-killer más bestia y sanguinolento de la sobrevalorada (aunque correcta) Saw, Wan desarrolla en esta ocasión un cuento de fantasmas a la antigua usanza, combinándolo con el folclore popular y el siempre recurrente tema de la ventriloquia. El resultado: una original y personal obra con aires de opera prima que, si bien no aprovecha por entero sus posibilidades, al menos resulta una película muy estimable, en donde ya se aprecian bastantes elementos claves de su cine y que se potenciarán en la genial Insidious; miedos y traumas infantiles, rostros siniestros, embrujados y esperpénticos, atmósfera nebulosa de ultratumba…

silencio desde el mal 3Como digo, no estamos hablando de un largometraje redondo (se echa en falta un guión mucho más consistente y un tratamiento en la trama y personajes más elaborado) pero sí de una refrescante muestra del talento visual y del dominio del horror del director, capaz de crear un logrado estado de desasosiego sirviéndose principalmente del sobrecogedor títere Billy y de sus no menos espeluznantes hermanos de madera, a cada cual más aterrador, protagonistas de los mejores momentos de la película (algunos realmente notables como el flash-back en el que recordamos los años dorados de la ventrílocua Mary Shaw).

De esta manera, Silencio desde el mal constituye un anticipo grato y tentador de lo que este joven realizador, de ideas verdaderamente brillantes, puede llegar a concebir. Un director de convicciones claras, con un concepto del terror escalofriante,  capaz de resucitar nuestros mayores temores de niño. Y, si no, tiempo al tiempo.

DRIVE

Posted in Críticas, Películas de culto with tags , , , on junio 30, 2013 by Gonzalo Contreras

A REAL HERO

DRIVE 6

A veces ocurre. Te sientas delante de la gran pantalla, quizá, sin apostar mucho por lo que vas a ver a continuación. De repente,  sientes cómo poco a poco la historia empieza a embriagarte. Te sumerges en sus personajes, en su música, en la trama. Y, al finalizar, se produce el milagro; la emoción te contagia, la fuerza de las imágenes entra en tus venas y una sensación de gran cine invade todo tu cuerpo.
Así es Drive, primera colaboración del director Nicolas Winding Refn y el actor Ryan Gosling (El diario de Noa, Los idus de marzo). Insólita, valiente, perturbadora. Una de las mejores películas de los últimos años; puro fuego, puro cine.

DRIVE 7Es, ante todo, una historia de redención. Y por supuesto de amor; bellísima, trágica, humana. Una puesta al día del cine noir de los ochenta (especialmente el de Walter Hill y De Palma) sin olvidar el claro homenaje al más clásico, con más dosis de hemoglobina, de los años cuarenta, retomando la extraordinaria premisa de “Out of the Pass” de Jacques Tourneur; la historia de un hombre atormentado por un turbio pasado, aquí interpretado por el propio Gosling. Un hombre que lucha, en una batalla perdida, por una vida que rompa con todo aquello. Unos demonios que le persiguen y que trata de apaciguar, al igual que Robert De Niro en la capital Taxi Driver, recorriendo a golpe de velocidad las calles de la gran ciudad.

DRIVE 8Un día conoce a su vecina, la solitaria y triste Irene (una estupenda Carey Mulligan haciendo lo que mejor sabe hacer: de Carey Mulligan), madre de un niño de corta edad.
Dos almas solitarias que conviven puerta con puerta. Una, producto de una vida de desenfreno y ultraviolencia. La otra, reflejo de los daños colaterales de ese tipo de existencia. Dos personas en principio incompatibles que se encuentran y, caprichos del destino, se enamoran.

Pero al igual que ocurría con Robert Mitchum en la obra maestra de Tourneur, justo cuando la vida parece sonreírle el pasado vuelve. No con los mismos rostros como en aquélla pero sí con la misma fiereza e impunidad. Un robo fallido será el detonante del despertar de la bestia que se esconde en Gosling. Un gigante dormido, lleno de rabia y dolor, que hará lo imposible por salvar a la mujer y al niño de un destino funesto, como si de un héroe Fordiano se tratara.

drive 4A partir de este momento el film asume unos derroteros diferentes a lo visto anteriormente, haciendo acto de presencia una violencia desgarradora y una tensión calmada que, por momentos, se convierte en irrespirable.
Drive contempla su particular venganza de manera brutal y sangrienta, de dureza nunca gratuita, teniendo como telón de fondo unos Ángeles nítidos e inhóspitos y una impresionante, extraordinaria banda sonora de evidentes reminiscencias ochenteras. Y uno, a estas alturas, no puede hacer otra cosa más que rendirse ante la conmovedora intensidad de la película, impregnada del sabor real del buen cine.

drive 5Gosling compone un retrato perfecto de este héroe atormentado; un hombre calculador, metódico, de códigos hasta entonces inalterables que se ve obligado a retomar por amor su naturaleza agresiva e implacable, la misma que la del simbólico escorpión dibujado en su chupa.
Un cambio de rumbo que tiene su punto culminante en una de las mejores escenas de la película: un beso en el interior de un ascensor tras el cual ya nada volverá a ser lo mismo. Jekyll dará paso a Hyde. El monstruo verá la luz no ante los ojos del espectador (ya habíamos sido testigos de ello) sino ante una estupefacta Mulligan; aquél del que tanto huye recorriendo las carreteras de L.A. se mostrará sin careta alguna, consciente de que su particular affair con la joven no tendrá posible continuidad.Drive 2Un momento de una belleza increíble, de arrollador y estremecedor lirismo.

Drive supone toda una rareza en el panorama cinematográfico actual. Un film redondo, amargo y crepuscular, de una profundidad extraña en estos tiempos. Cine, en otras palabras, sobresaliente.

HANNIBAL

Posted in Críticas with tags , , , on mayo 9, 2013 by Gonzalo Contreras

DELICATESSEN

hannibal 4Recuerdo perfectamente la primera vez que vi Hannibal, segunda parte de la trilogía protagonizada por el no siempre valorado Anthony Hopkins en el papel del doctor Lecter. Y lo recuerdo tan bien porque, haciendo memoria, era de uno de los estrenos más esperados y ansiados por quien suscribe estas líneas. ¿La razón? Se trataba nada más y nada menos que de la secuela de la que todavía hoy considero una de las mejores películas de la Historia del Cine, la mítica “El Silencio de los Corderos”. Vamos, la misma razón que provocó gigantescas colas en cines de todo el mundo.

hannibal 7Cabe destacar que, a pesar de contar con la friolera de trece años, no era ajeno a la dudosa calidad de las secuelas cinematográficas, más pendientes de explotar económicamente la gallina de los huevos de oro que de ofrecer cine de calidad. Pero en ésta tenía ciertas esperanzas. Pensaba que, si bien no iba a alcanzar las cotas de genialidad de la primera parte, al menos quedaría como una buena película, respetuosa con la original y que incluso potenciaría aspectos sugeridos de aquélla.

Una vez finalizó la proyección, mi sensación fue de desconcierto. Y sí, también de decepción. Mientras avanzaban los títulos de crédito, intentaba recomponer en mi mente lo visto las dos horas anteriores. Dos horas de lujoso y soporífero visionado, con una primera hora aburrida y hueca y una segunda lastrada por un gore tan desmesurado como innecesario. Una cinta pretenciosa y en ocasiones grotesca hasta límites paródicos.

hannibal 2No obstante, todavía sentado en aquella butaca del malogrado Palacio de la Música, y puede que fruto de la sugestión (o tal vez del autoconvencimiento), sentí que algo me había atrapado. Una luz de buen cine que, ni mucho menos, ocultó mi malestar ante la que prometía ser uno de las películas más elogiables del año, sensación manifiesta en un público en general desencantado ante el giro tomado en esta segunda parte.

Con el paso de los años no son pocas las veces que he vuelto a visionar “Hannibal” con el fin de tener una valoración más definida de la película. Y a día de hoy, si bien sigo sin considerarla una gran película, al menos me parece un film cuanto menos estimable. Porque detrás de los enormes fallos evidentes del film (flojo guión, pobres diálogos, y más comparándolos con la brillantez de la primera parte) también podemos apreciar varios aciertos. Y entre ellos destaca, por encima de todo, la hannibal10deslumbrante y barroca puesta en escena en donde su director, el a veces fascinante Ridley Scott (Alien, Blade Runner), supo captar de manera asombrosa el mundo de ensueño que Hopkins demandaba en el interior de la celda del psiquiátrico de Baltimore. Un mundo de libertad, con Florencia como telón de fondo y reflejo de su paraíso perfecto, en donde Lecter es amo y controlador de cuanto le rodea. Un monstruo en las sombras, agazapado y en cuarentena, esperando despertar de su letargo.

Y es precisamente en la descripción de ese mundo idílico de Hannibal donde la imagen adquiere vida propia. Poco importa la historia que cuenta; las bellísimas (y en ocasiones demasiado forzadas) imágenes acaban controlando la función, disimulando en gran medida la anodina historia así como su insípido guión, en verdad el gran fallo de la película. Scott se deja llevar fielmente por la irrisoria novela homónima de Thomas Harris (también autor de “El Silencio de los Corderos”) reproduciendo en pantalla grande los desvaríos y altibajos de una obra de por sí mediocre. Sin embargo, su habilidad como director, con detalles como el impresionante entorno creado, la fotografía, la escalofriante partitura de Hans Zimmer y el buen hacer de Anthony Hopkins (en su salsa, aunque lejos de su hipnótica interpretación en la primera parte) y de la siempre acertada Julianne Moore consiguen reflotar un proyecto que en otras manos hubiera hecho aguas.

hannibal 6

Con todo esto, no reivindico la calidad de Hannibal. Adjetivos como pretenciosa y excesiva sigo manteniéndolos pero no es, ni mucho menos, el desastre que se aseguró en el momento de su estreno. Una obra en donde conviven grandes aciertos con los más terribles errores; un espectáculo visual inquietante, irregular, a años luz de la obra original. Pero digno.

EL RESPLANDOR

Posted in Cine de Terror, Críticas with tags , , , on febrero 22, 2013 by Gonzalo Contreras

HACE TREINTA AÑOS…

el resplandor

… y en plena efervescencia de cine de terror juvenil estadounidense, cierto director de fama mundial se encaprichó con la idea de llevar a la gran pantalla una historia de horror moderno con el fin de recuperar parte del público que había perdido a raíz de su último film. Kubrick, una auténtica eminencia en el panorama cinematográfico, quería tocar el género prohibido, un género tan querido por la taquilla como denostado por la crítica en general. No obstante, estaba dispuesto a sacrificar parte de esa crítica (la cual sería implacable con el film, como el mismo profetizó) a cambio de conseguir el beneplácito de su añorado público. Tenía que recuperarlo, y qué mejor que el cine de terror para conseguir su propósito.

el resplandor 4Para colmo tenía una espinita clavada, pues unos años antes su productora (Warner Bros) le propuso dirigir una historia más que atractiva pero que no “cuadraba” con su particular estilo. Esa historia se tituló “El Exorcista” e hizo a su director W. Friedkin un auténtico diamante en bruto en Hollywood y en la taquilla estadounidense.

Una vez concienciado en realizar una película de género, eligió a Diane Johnson como co-guionista y juntos buscaron una novela que se adaptara al personalísimo universo del director (Kubrick nunca dudó de su fuerza como director; en cambio, conocía sus defectos como guionista, por lo que a partir de Atraco Perfecto -y exceptuando Espartaco, escrita por D. Trumbo- prefirió apoyarse en novelas que le otorgaban una base estable a sus brillantes ideas).

el resplandor 3Tras varios meses, una noche Kubrick leyó un libro escrito por un joven autor que estaba arrasando en las librerías con un cuento de vampiros llamado Salem´s Lot y en el cine de la mano de Brian de Palma con la adaptación de su obra homónima Carrie. Se titulaba Shining. Esa misma noche, Kubrick lo vió claro. Se podría decir que tuvo su particular “resplandor”…

Lo que vino durante los dos años posteriores, años frenéticos de rodaje, ya es historia: repetición de tomas hasta el hastío, desencuentros con Stephen King, caídas (y recaídas) de pelo de Shelley Duvall durante las grabaciones, supuesta toma de sustancias por parte de Nicholson para “introducirse” de forma más convincente en su personaje, cambios de guión, insatisfacción de Kubrick con el resultado final y un largo etcétera. Ironías de la vida, la que fue su obra más repudiada es, exactamente treinta años después, una de sus películas más queridas y valoradas.

Con la historia de su elaboración, o más bien de su nacimiento, he querido comenzar esta pequeña aventura cinéfila homenajeando a la mejor película de terror jamás realizada. Una cinta reinvindicada como pocas. Un film que forma parte de mi vida; cada secuencia, cada escena, son parte de mi manera de entender y, sobre todo, admirar el séptimo arte. El Resplandor es una experiencia única. Un mundo onírico de pesadillas y miedos que tres décadas después maravilla y aterra a partes iguales. Es, en definitiva, un hito en la Historia del Cine.