Archive for the Películas de culto Category

EL MUNDO SIGUE

Posted in Críticas (Estrenos), Películas de culto with tags , , , , , , , , , , , on julio 10, 2015 by Gonzalo Contreras

LOS PILARES DE NUESTRO CINE

el mundo sigue 2

Parece mentira que una película tan feroz como EL MUNDO SIGUE, basada en la novela de Juan Antonio Zunzunegui, superara los niveles de censura moral impuestos durante el franquismo. Sin quitar mérito a otras obras de la época, denunciadoras también de la realidad que asolaba las calles del país y dirigidas por ilustres cineastas como Berlanga o Nieves Conde, víctimas en su momento de los examinadores del régimen, la obra de Fernando Fernán-Gómez tiene la particularidad de ser, posiblemente, el alegato más crítico, devastador y explícito de la sociedad española posterior a la Guerra Civil. No obstante, la película no corrió la misma suerte con otro tipo de censura mucho más indigesta y dañina: la comercial. Estrenada de forma clandestina, sin apenas distribución y vista con desprecio por aquellos que autorizaron su nacimiento, pronto pasó al olvido y, con el tiempo, adoptó el calificativo de película “maldita” del cine español.

el mundo sigueLa distribuidora A Contracorriente rescata esta joya indispensable para cinéfilos de toda índole y para entender, con imágenes y diálogos, lo que se cocía en aquellos años teñidos de gris. Y no es para menos: El mundo sigue es un puzzle de piezas perfectamente encajadas; un film que duele, que hierve, un recorrido en carne viva por el bullicio y las gentes de entonces, por sus miserias y aspiraciones, mostrándonos sin tapujos tabúes de la época como el adulterio, la violencia de género, el aborto (indicándonos, como quien no quiere la cosa, su precio en la clandestinidad), los falsos profetas y meapilas fanáticos, la codicia, los enchufismos laborales, las ansias de riqueza y, cómo no, las dos Españas, representadas en dos hermanas (portentosas Lina Canalejas y Gemma Cuervo) cuyo odio visceral sobrepasa la propia pantalla. Fernán-Gómez hace suyo el libreto original describiendo, como buen testigo del momento y sin renunciar al tremendismo en algunos pasajes, los sinsabores del pasado con un talento extraordinario, adelantándose a un tiempo que, todavía hoy, nos resulta demasiado conocido. Cincuenta años después, su película conserva toda su crueldad y grandeza alzándose, por derecho propio, como una de las obras maestras incontestables de nuestra filmoteca.

DRIVE

Posted in Críticas, Películas de culto with tags , , , on junio 30, 2013 by Gonzalo Contreras

A REAL HERO

DRIVE 6

A veces ocurre. Te sientas delante de la gran pantalla, quizá, sin apostar mucho por lo que vas a ver a continuación. De repente,  sientes cómo poco a poco la historia empieza a embriagarte. Te sumerges en sus personajes, en su música, en la trama. Y, al finalizar, se produce el milagro; la emoción te contagia, la fuerza de las imágenes entra en tus venas y una sensación de gran cine invade todo tu cuerpo.
Así es Drive, primera colaboración del director Nicolas Winding Refn y el actor Ryan Gosling (El diario de Noa, Los idus de marzo). Insólita, valiente, perturbadora. Una de las mejores películas de los últimos años; puro fuego, puro cine.

DRIVE 7Es, ante todo, una historia de redención. Y por supuesto de amor; bellísima, trágica, humana. Una puesta al día del cine noir de los ochenta (especialmente el de Walter Hill y De Palma) sin olvidar el claro homenaje al más clásico, con más dosis de hemoglobina, de los años cuarenta, retomando la extraordinaria premisa de “Out of the Pass” de Jacques Tourneur; la historia de un hombre atormentado por un turbio pasado, aquí interpretado por el propio Gosling. Un hombre que lucha, en una batalla perdida, por una vida que rompa con todo aquello. Unos demonios que le persiguen y que trata de apaciguar, al igual que Robert De Niro en la capital Taxi Driver, recorriendo a golpe de velocidad las calles de la gran ciudad.

DRIVE 8Un día conoce a su vecina, la solitaria y triste Irene (una estupenda Carey Mulligan haciendo lo que mejor sabe hacer: de Carey Mulligan), madre de un niño de corta edad.
Dos almas solitarias que conviven puerta con puerta. Una, producto de una vida de desenfreno y ultraviolencia. La otra, reflejo de los daños colaterales de ese tipo de existencia. Dos personas en principio incompatibles que se encuentran y, caprichos del destino, se enamoran.

Pero al igual que ocurría con Robert Mitchum en la obra maestra de Tourneur, justo cuando la vida parece sonreírle el pasado vuelve. No con los mismos rostros como en aquélla pero sí con la misma fiereza e impunidad. Un robo fallido será el detonante del despertar de la bestia que se esconde en Gosling. Un gigante dormido, lleno de rabia y dolor, que hará lo imposible por salvar a la mujer y al niño de un destino funesto, como si de un héroe Fordiano se tratara.

drive 4A partir de este momento el film asume unos derroteros diferentes a lo visto anteriormente, haciendo acto de presencia una violencia desgarradora y una tensión calmada que, por momentos, se convierte en irrespirable.
Drive contempla su particular venganza de manera brutal y sangrienta, de dureza nunca gratuita, teniendo como telón de fondo unos Ángeles nítidos e inhóspitos y una impresionante, extraordinaria banda sonora de evidentes reminiscencias ochenteras. Y uno, a estas alturas, no puede hacer otra cosa más que rendirse ante la conmovedora intensidad de la película, impregnada del sabor real del buen cine.

drive 5Gosling compone un retrato perfecto de este héroe atormentado; un hombre calculador, metódico, de códigos hasta entonces inalterables que se ve obligado a retomar por amor su naturaleza agresiva e implacable, la misma que la del simbólico escorpión dibujado en su chupa.
Un cambio de rumbo que tiene su punto culminante en una de las mejores escenas de la película: un beso en el interior de un ascensor tras el cual ya nada volverá a ser lo mismo. Jekyll dará paso a Hyde. El monstruo verá la luz no ante los ojos del espectador (ya habíamos sido testigos de ello) sino ante una estupefacta Mulligan; aquél del que tanto huye recorriendo las carreteras de L.A. se mostrará sin careta alguna, consciente de que su particular affair con la joven no tendrá posible continuidad.Drive 2Un momento de una belleza increíble, de arrollador y estremecedor lirismo.

Drive supone toda una rareza en el panorama cinematográfico actual. Un film redondo, amargo y crepuscular, de una profundidad extraña en estos tiempos. Cine, en otras palabras, sobresaliente.

PICNIC EN HANGING ROCK

Posted in Películas de culto with tags , on mayo 25, 2013 by Gonzalo Contreras

LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA

picnic 7

Día de San Valentín, 1900. En una pequeña zona de la Australia Meridional, las estudiantes y profesoras de un colegio victoriano de élite se preparan para ir de excursión a una región montañosa próxima conocida como Hanging Rock. Hechos inexplicables empezarán a ocurrir desde ese momento; el tiempo parece detenerse, se producen pérdidas de conocimiento y de memoria, desmayos… Y lo más incomprensible: desaparecen un grupo de alumnas y una profesora en mitad de tan enigmática zona.

picnic 6Considerado como uno de los films más importantes de la cinematografía australiana y verdadera pieza de culto del cine fantástico, Picnic en Hanging Rock constituye una de las obras más interesantes y magnéticas del ya de por sí sugerente Peter Weir (El club de los poetas muertos, El show de Truman), realizada varios años antes de su periplo por tierras norteamericanas y por ende bastante menos recordada que su obra posterior.

Una película aparentemente sencilla, basada en una conocida historia real (principalmente en medios dedicados a lo paranormal), pero que en pantalla adquiere una complejidad hipnótica y fascinante, dando picnic 4lugar a una obra inclasificable, poderosa, en donde lo real se mezcla con la sombra de lo imaginario y lo místico.  Porque detrás de ese mundo de destellos y extrema delicadeza del comienzo, con sus flores en agua, romanticismo y risas vergonzosas escondidas tras libros de poesía se esconde una fuerza oculta en la propia naturaleza, esperando el momento idóneo para salir a la luz.
Una energía invisible que ya se manifiesta en los paisajes de la propia Hanging Rock de los créditos iniciales, envolviendo al espectador en una especie de dimensión desconocida no sólo con la imagen sino también con los sugestivos y desasogantes sonidos naturales del propio entorno, atmósfera que constituirá el halo mágico y sensorial del resto de la película.
picnic 1 Y es que, incluso cuando las jóvenes muchachas están seguras en la propia residencia, el universo místico en el que Weir nos ha introducido en los primeros minutos se traduce en la incómoda sensación de que esa presencia, ese ente invisible, ya invade la propia película en las miradas y comentarios de las propias alumnas. Algo va mal, y ellas lo saben. Y lo trasladan al espectador en cada una de sus palabras, en cada verso ambiguo y misterioso que recitan. De hecho, la más bella de las jóvenes que desaparecerán, Miranda, de aspecto angelical y armonioso, se lo hace constatar a otra a modo de premonición ( “Sara, en poco tiempo ya no estaré aquí…”).

Pero no es hasta el momento de las desapariciones, antes de finalizar el primer acto, cuando la esencia creada por el director adquiere todo su esplendor. Poco a poco la naturaleza y su ambiente van adueñándose de la historia. O tal vez sea al revés, y sean las propias jóvenes quienes van adquiriendo mayor protagonismo en el marco de la propia Creación.

picnic 9

Como si de un cuadro de Renoir se tratara,  parecen ir formando parte del mismo paisaje, de la tierra, de cada roca sobre la que se apoyan para disfrutar de la lectura. La llamada de la Naturaleza a unas pocas elegidas supone el momento cumbre; como si de una ascensión de ángeles se tratara van subiendo a la cúspide de Hanging Rock mientras cada elemento, cada componente del paisaje, va apoderándose de ellas. Sobran medias, sostenes. Sus cuerpos van desnudándose ante su conjunción con lo inevitable. Bailan al son del viento (representado por una espléndida melodía de flauta) y sus rostros se fusionan con los parajes. picnic 2Y a medida que caminan hacia la cima, una especie de nueva personalidad las va invadiendo. Acaban por no entender el mundo de los seres humanos (“me sorprende el número de personas que no tienen propósitos”), dejándose poseer por el entorno hasta que su fusión definitiva con él, lo que podríamos llamar la Ascensión total, se produce. Ya no hay vuelta atrás; forman parte del mundo espiritual que rodea a la Naturaleza.

A partir de este momento, Peter Weir consigue de manera admirable que creamos que esos seres angelicales, elegidos por algún criterio divino (no deja de ser llamativo que la más joven, de aspecto torpe, basto y antítesis de la belleza de sus compañeras no ascienda como ellas) han desaparecido por leyes que están más allá del raciocinio humano.

picnic 8E incluso que creamos que han adoptado otras formas, desde un cisne que representa a la bella Miranda hasta las mismísimas rocas que componen Hanging Rock, en donde inquietantes pareidolias parecen ser consciente de todo lo que rodea al lugar. Escenas como los contrapicados de los policías en su búsqueda de las jóvenes, con la presencia al fondo de las piedras, son un ejemplo (planos en los que curiosamente aparecen tres rocas, el mismo número de personas que desaparecen finalmente).

Son muchas las lecturas que esta maravillosa película plantea al espectador en cada una de sus metáforas. La más evidente, probablemente, la conjunción del ser humano con la naturaleza misma. Pero, como digo, no es la única. Desde referencias bíblicas hasta el despertar de la sexualidad, mucho más sugerido que en otras cintas también fantásticas como la estupenda En compañía de lobos (Neil Jordan, 1984), pero no por ello menos apasionante y atrevida.
Tal vez en el momento de reflejar las consecuencias de las desapariciones el film pierda algo de fuelle, pero no perjudica en absoluto la grandeza de la cinta en su conjunto, incuestionable.

picnic 10

Sin duda, una magnífica película de enorme belleza, todavía hoy bastante incomprendida, que merece más de un visionado para ser entendida o al menos valorada en su justa medida.

HERMANAS

Posted in Cine de Terror, Películas de culto with tags , on mayo 12, 2013 by Gonzalo Contreras

INSEPARABLES

HERMANAS 3Siempre he tenido la sensación de que en el cine de de Palma conviven dos directores. Uno, el más conocido, el ferviente admirador de Sir Alfred Hitchcock, incapaz de ver más allá de las imágenes y tramas creadas por el maestro inglés y obstinado con materializar en su cine sus más conocidas y geniales obsesiones. Su otra identidad sería el propio De Palma creador, un hombre plagado de irregulares aunque imaginativas y en ocasiones brilllantes ideas. Ambas partes se complementan, son un todo y más en su cine de suspense, lo que no quiere decir que esa complementación sea del todo satisfactoria.

Ayer tuve la oportunidad de visionar “Hermanas”, uno de los primeros y a día de hoy menos conocidos delirios hitchcockianos del por entonces promesa cinematográfica, dirigida un año antes del musical  El fantasma del Paraíso (para muchos una obra de culto y punto culminante en su proyección internacional). HERMANAS 4Y no encuentro mejor ejemplo que éste para resaltar el doble y peligroso juego que habita en el cineasta; lo que empieza como un claro homenaje a su amado director acaba convirtiéndose en un, por momentos, sonrojante y chocante thriller en donde nada (ni nadie) parece tener sentido. Una primera hora a caballo entre las míticas Psicosis y La ventana indiscreta que, si bien no es nada del otro mundo, al menos crea tensión y divertimento, e incluso se apoya en escenas brillantes gracias a la utilización de la split screen (división de pantalla, recurso muy utilizado en su posterior cine y aquí en verdad soberbio)  así como en la estupenda música de Bernard Herrmann (compositor también del maestro inglés).HERMANAS 1

Ahora bien, es  en el momento de descifrar el puzzle cuando empieza realmente el caos; una sucesión de piezas kitsch ruborizantes que tiran por tierra cualquier tipo de coherencia no sólo en la premisa inicial, sino en los elementos y personajes que se han ido incorporando a la trama. Un ejemplo lo tenemos en la subtrama del detective; lo que en un principio sirve para prolongar e incluso incentivar la trama, debido a los desvaríos de la principal acaba convirtiéndose en un personaje sin sentido. Y aun así, De Palma le otorga el privilegio de despedir la película con una de las escenas finales más divertidas (en el peor sentido de la palabra), surrealistas y falsamente inquietantes de su cine, más allá de su comentado virtuosismo técnico.

HERMANAS 2El resultado es una película extraña y desigual, por momentos esperpéntica, en donde conviven lo mejor y lo peor de un cineasta que ya dejaba entrever, y mucho, su característico sello visual que le hará ser respetado en no pocos círculos cinematográficos (aunque, con el tiempo, acabe convirtiéndose en una repetición de sí mismo). Un film muy De Palma, paradigma de los delirios psicoanalíticos de las dos partes que forman su particular mundo. Dos almas diferentes, complementarias, a veces contradictorias. Dos almas inseparables.