Archivo para Álex García

KIKI, EL AMOR SE HACE

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on marzo 30, 2016 by Gonzalo Contreras

ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO

kiki2

La filmografía de Pedro Almodóvar, principalmente la más gamberra y menos melodramática, característica de los felices años ochenta, se ha convertido por derecho propio en un género en sí mismo, así como en un referente no sólo para conocer los entresijos de la llamada movida madrileña, sino también como símbolo de creación y de expresión de libertad para un gran número de directores entusiastas que trataron de adaptar su particular e inconfundible lenguaje a sus propias obras.

kikiAllí donde fracasaron muchos, incapaces de reflejar la frescura latente en su cine, cayendo casi siempre en la imitación más descarada y la parodia involuntaria, Paco León triunfa con su KIKI, EL AMOR SE HACE al exprimir formidablemente los cánones más definitorios que regían la personalidad del manchego (el histrionismo de sus propuestas, la sexualidad expuesta sin tabúes y el costumbrismo más ibérico e irreverente). El cuidado que pone en cada detalle, desde sus títulos iniciales, versión lasciva de los presenciados en Relatos salvajes, hasta la maestría con que hilvana todas las historias que componen el largometraje, divertidísimos sketchs sobre algunas de las más insólitas parafilias imperantes en la sociedad, convierte a esta propuesta en una de las mejores y más lúcidas comedias que ha dado el cine español en lustros. Porque si algo caracteriza a Kiki, más allá de sus cualidades artísticas, es ser sinónimo de carcajada. León tiene un don para convertir lo grotesco y atípico en brillante humor negro, como en su día hizo el mencionado Almodóvar, generando estupor y diversión a partes iguales y demostrando ser, por encima de todo, un magnífico director de actores. Ya dio pistas de ello en su anterior y familiar proyecto, el díptico formado por Carmina o revienta y Carmina y Amén, pero dominar a un elenco tan variopinto como el aquí presente y aprobar con sobresaliente la prueba (todos los intérpretes, sin excepción, están sensacionales) no hace otra cosa más que confirmar su valía como gran promesa actual de nuestra cinematografía.

LA NOVIA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , on diciembre 10, 2015 by Gonzalo Contreras

EL ALMA DEL POETA

la novia

Lorca y el cine nunca han sido grandes compañeros de viaje. Y eso que algunos de los cineastas más importantes de nuestra cinematografía, llámense Mario Camus con La casa de Bernarda Alba o Carlos Saura (adaptador también en los ochenta de la obra que inspira a LA NOVIA, la desgarradora Bodas de Sangre), han sido los encargados de plasmar mediante imágenes su particular y metafórico universo, con resultados respetables pero carentes de la fuerza demandada, ya fuera por el marcado carácter teatral impreso por Camus o, en el caso de Saura, por el protagonismo absoluto que otorgó al flamenco, reservándose únicamente a sus incondicionales.

Con estos antela novia 2cedentes, podría afirmarse que, jamás, el celuloide ha contemplado la poética del dramaturgo granadino con tanta pasión y madurez como en la película de Paula Ortiz. Poseedora de una energía atronadora, insólita en el cine reciente, La novia trasciende la propia adaptación cinematográfica convirtiendo el texto original en una sucesión de bellísimas postales que expresan más que cualquier verso lorquiano. Todos los detalles están a merced de la imagen, la cual exprime hasta la última gota del simbolismo característico de la obra. Desde la luna llena, reflejo de la muerte anunciada, pasando por el jinete y el corcel o el velo como objeto de opresión y obediencia, la amalgama de juegos alegóricos de la película intensifica un paisaje desértico desasosegante, casi embrujado, dominado por las excepcionales interpretaciones de una Inma Cuesta abierta en canal y de la soberbia Luisa Gavasa como severa y machista matriarca. Brillantemente realizada, consigue superar, de forma admirable, el desafío más impensable: capturar el alma del poeta.