Archivo para Bill Hader

LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on octubre 6, 2016 by Gonzalo Contreras

FESTÍN CÁRNICOFiesta salchichas

Símbolo de la irreverencia fílmica y el humor más sarcástico e inteligente, La vida de Brian culminaba con una antológica secuencia musical en la que Eric Idle invitaba al protagonista, y por ende al gran público, a mirar siempre el lado brillante de la existencia: “Si te parece que la vida apesta, hay algo que se te olvidó: reír, sonreír, bailar y cantar. Cuando te sientas deprimido, sólo presiona los labios y silba. Ese es el truco”. Con el mismo tono blasfemo y malhablado, crítico con el fanatismo religioso y la existencia de falsos dioses, y pese a las evidentes diferencias que las separa, LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS lleva al límite el mandamiento último de la genial parodia de los Monty Python: la vida pasa en un suspiro, así que diviértete, goza, prueba; disfruta del hoy y olvídate del mañana.

SalchichasDe los artífices de Juerga hasta el fin, aquel despiadado monumento a mayor gloria de la egolatría de sus estrellas protagonistas, la cinta, tan irregular como efectiva, patina cuando el abuso de frases malsonantes (al mas puro estilo South Park) y el citado narcisismo de Seth Rogen y compañía, aquí también presente (los últimos cinco minutos son para desecharlos), invaden la gran pantalla. No obstante, también regala momentos geniales. Y cuanto más malévolos y salvajes, más desternillantes. La llegada de los alimentos al supuesto Paraíso (destripado por obra y gracia del spoileriano trailer) y algunos cameos de ilustres personalidades, astrofísico de renombre incluido, proporcionan algunas de las carcajadas más sabrosas de la temporada. Pero para diversión, la cara de pez que se les quedará a los padres despistados que lleven felizmente a sus hijos a ver semejante animalada (no lo duden, ocurrirá).

Anuncios

MI AMIGO EL GIGANTE (The BFG)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , on julio 6, 2016 by Gonzalo Contreras

Y SPIELBERG OLVIDÓ LA MAGIA

Amigo gigante 2

La mayor sorpresa cinematográfica del año pasado vino de la mano del, en otros tiempos, auténtico rey de la taquilla Steven Spielberg. Con El puente de los espías, su obra más celebrada en lustros, recuperaba el aroma del mejor cine clásico y el pulso narrativo de sus grandes realizaciones, constituyendo un soplo de aire fresco a una carrera que, en la última década, presentaba más patinazos que aciertos. Quedaba por ver si su nuevo proyecto, un retorno a los mundos peterpanescos que sólo su brillante mente sabe reproducir, plasmaba con la misma elegancia la magia visceral de sus obras más familiares y recordadas.

AMIGOEn apariencia, MI AMIGO EL GIGANTE posee todos los ingredientes para convertirse en un nuevo pelotazo, crítico y comercial, del oscarizado realizador: héroes de aspecto dudoso pero de gran corazón, odiosos y temibles villanos, fulgurantes reinos encantados y la defensa de la amistad y los sueños como bienes más preciados. Contra todo pronóstico, y a pesar de su portentosa calidad técnica, Spielberg se enreda con una historia delirante aun dentro de las lógicas licencias fabulescas. Incapaz de transmitir emoción alguna, teje una primera hora soporífera en su calma deliberada y un segundo tramo, cortante con lo anteriormente visto, que es puro delirio psicotrópico. Ni huella de su esencia e inconfundible ingenio, hasta el punto de que sólo en contadísimos momentos sientes que el artífice de joyas como E.T o Jurassic Park esté manejando los hilos del proyecto.

No obstante, sería injusto reprocharle cada uno de sus fallos. Si hay un problema de fondo, ese reside en el material de origen. Se dice que la novela, escrita por Roald Dahl, cabeza pensante de algunos de los más bellos y oscuros cuentos adolescentes, es la preferida del Rey Midas y, a tenor de las circunstancias, la creación más personal del autor (lo concibió en homenaje a su hija, fallecida con siete años de encefalitis por sarampión). Tal vez para apreciarlo haya que leerlo en edades tempranas, pero ya de adulto el relato, de público indefinible, resulta tedioso, infantiloide en demasiados pasajes e intrincado en su moraleja, carente del encanto atemporal que sí tenían obras como Matilda o la fantástica Charlie y la fábrica de chocolate. Con este panorama, no es de extrañar que la, probablemente, peor narración de Dahl haya desembocado en el Spielberg más deficiente desde 1941.

THE SKELETON TWINS

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , on noviembre 13, 2014 by Gonzalo Contreras

HERMANOS DE SANGRE

skeleton twins

A pesar de llevar más de diez años sin hablarse, la complicidad de Milo y Maggie, dos mellizos treinteañeros emocionalmente inestables, sobrepasa lo imaginable. Tras eludir la muerte el mismo día, sus vidas volverán a cruzarse en el pueblo que les vio crecer, resurgiendo viejas heridas aún abiertas, pero también la sabia certeza de necesitarse mutuamente.

skeletonUna historia agridulce y mucho más trágica de lo que puede aparentar, muy bien llevada por un director que dosifica magníficamente el drama en sus justas proporciones, combinándolo con una necesaria comicidad propia del espíritu independiente que impregna esta producción. La película se beneficia de las espléndidas actuaciones de Bill Harder y Kristen Wiig (con cierto parecido físico a la también actriz Vera Farmiga), rebosantes de química y naturalidad, y de un elogiable saber narrativo, dándonos a conocer las calamidades de estos hermanos con honradez, sin trampas y sin hacer mella en lo sórdido del argumento, realmente espinoso en algunos episodios. Precisamente, lo mejor reside en las conversaciones más íntimas acerca de la vida, las elecciones erróneas que pasan factura y la tragedia como punto y aparte en nuestra existencia, hábilmente desarrolladas con especial ternura y sinceridad. Y cuando el humor entra en juego, la conexión con el espectador es abrasiva, alcanzando su apogeo en una inmensa, optimista y nostálgica escena musical, al más puro estilo In & Out, cuya letra resume genialmente las emociones destiladas por estos dos personajes inseparables.