Archivo para Hugh Jackman

EL GRAN SHOWMAN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , on diciembre 27, 2017 by Gonzalo Contreras

Y ASÍ EMPEZÓ EL ESPECTÁCULO

Amanerada, histérica y endiabladamente ampulosa, la hoy alabadísima Moulin Rouge! puso el primer peldaño en la resurrección actual del musical más allá de los escenarios de Broadway. De hecho, sin su existencia, posiblemente muchos largometrajes del género posteriores, algunos oscarizados, casi todos ellos visiblemente inspirados en los acordes propuestos por Baz Luhrmann, ni siquiera hubieran sido ejecutados por los grandes estudios cinematográficos. El éxtasis que procesaba el colorido de sus secuencias, la calidad de sus sinfonías, tanto de las clásicas como de aquellas creadas expresamente para el film, y la apoteósica renovación de sus estereotipos, presentando una brillante simbiosis entre las pautas clásicas y el videoclip salvaje y televisivo propio de los nuevos tiempos, marcaron un estilo audiovisual que ha traspasado, una década después, las fronteras de su propia temática melódica.

Sin Moulin Rouge!, por tanto, el acabado estético y exacerbado de EL GRAN SHOWMAN, ópera prima del realizador Michael Gracey, diferiría notablemente del resultado actual. Y es que la película, protagonizada por un enérgico y apasionado Hugh Jackman y basada libremente en la historia de P.T. Barnum, uno de esos personajes lastrados por una vida plagada de claroscuros y convertido, por la magia cándida y familiar de la industria hollywoodiense, en un personaje vibrante, jovial y de tintes dickensianos, rinde un continuo tributo a la obra maestra de Luhrmann, recogiendo con especial descaro sus aspavientos bohemios y las bucólicas y ensoñadoras instantáneas, la locura de un montaje capaz de ocultar los agujeros de guion más sangrantes y su personalidad impertinente, canalla y exageradamente romántica.

Sin embargo, más que un defecto, Gracey lo transforma en una extraña y loable virtud. Tan pegadiza y agradable como inofensiva, remarcada por una estética deliciosamente kitsch y algunos apuntes que reviven el espíritu circense, utópico y burtoniano de la inolvidable Big Fish, sería injusto obviar algunos aciertos considerables, principalmente la sensación de contagioso optimismo que irradia la cinta a lo largo del visionado y algunos números escénicos dibujados brillantemente en pantalla y acompañados de una extraordinaria banda sonora, de una fuerza impensable en una cinta de pretensiones artísticas tan livianas. Y eso, no lo duden, es el primer (gran) paso para que un musical perdure en la memoria años después de su estreno.

LOGAN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , on marzo 1, 2017 by Gonzalo Contreras

EL AVENTURERO DE MEDIANOCHE

Logan 2

El cine de superhéroes está de capa caída. El motivo principal, probablemente, reside en la cantidad ingente de películas que en los últimos años han aflorado en la gran pantalla. Ya sea desde la estética pop, colorista e inconfesablemente light de los productos nacidos en el seno de Marvel o desde la visión calamitosa, narcisista y casi shakespeariana fundada bajo los parámetros de Christopher Nolan y su caballero oscuro, este subgénero, cuya principal virtud debería radicar en el entretenimiento más placentero y evasivo, está asistiendo a un debilitamiento de sus fórmulas por culpa de la ambición desmedida de unos ejecutivos desconocedores, casi siempre, del universo fantástico que tratan de articular. El entretenimiento, en la mayoria de las ocasiones, brilla por su ausencia, prevaleciendo una idea de competición económica entre los míticos y todopoderosos estudios (DC y la comentada Marvel) más que una búsqueda real de logros cinematográficos.

loganComo excepción que confirma la regla, cada cierto tiempo surgen algunas propuestas (carentes de pretensiones y rebosantes de ideas creativas) que tratan de romper con esta tendencia al alza. Hace un año, sin ir más lejos, la divertidísima Deadpool abrió un abanico de posibilidades narrativas a través de un héroe que huía de todo convencionalismo establecido. Mucho más inteligente de lo que su malhablado guion hacía creer, la película supo aglutinar, por medio de chistes metacinematográficos y buenas dosis de irreverencia, a los fans de las viñetas con el público asiduo al cine más comercial y palomitero.

LOGAN, tercera entrega en solitario del integrante de los X-Men y variante mutante de la novela Ojos de fuego de Stephen King, prosigue esta estela de ruptura formal ofreciendo una mirada atípica al manido campo de los superhéroes. Atrás quedaron las capas, la gomina, los trajes hechos a medida y las tonalidades fluorescentes; la última aventura de James Mangold convierte a Hugh Jackman en la viva imagen del Clint Eastwood más desgastado y decadente. Tanto, que la nueva identidad del personaje (conductor de limusinas, alcohólico y enfermero a media jornada de un agonizante profesor Xavier) parece sacada de uno de los desmitificadores retratos del genio americano, detalle que se agudiza por el aroma a western crepuscular (referencias a Raíces profundas incluidas, primera versión de, qué curioso, El jinete pálido de Eastwood) que impregna la función. Cuanto más juega en el terreno desértico y polvoriento, mejores resultados obtiene. Lástima que, tras una espléndida primera hora, poseedora de una violencia inusitada en esta temática, la película acabe agonizando por una dirección que le viene demasiado grande a Mangold y por la aparición, en su segundo tramo, de los formulismos (exceso de duración, ausencia de comicidad, niveles de tragedia elevados al cuadrado) que tan brillantemente estaba sorteando hasta entonces.

 

 

EDDIE EL ÁGUILA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on junio 6, 2016 by Gonzalo Contreras

PASIÓN POR EL TRIUNFO

Eddie el Águila

El cine familiar americano de los ochenta, fomentado en la fórmula bienintencionada de Steven Spielberg, incuestionable precursor del mismo, era un celuloide puramente evasivo y libre de complejos, de un conservadurismo declarado (como bien marcaba la época Reagan), tan benévolo y efectista que sólo en contadas ocasiones contó con el beneplácito de la crítica más exigente. No obstante, lo que los más estrechos de mente (quizá con razones más objetivas de las que nos gustaría reconocer, dicho sea de paso) percibieron como un estilo burdo y condescendiente, el público de entonces le demostró una fidelidad que ha traspasado la propia línea del tiempo. De hecho, la nostalgia más cinéfila y arraigada de las nuevas generaciones de críticos se traslada, paradójicamente, a esos años tan repudiados por el gremio.

Eddie el Águila 2Basada en la historia real del británico Michael Edwards, saltador de esquí e icono deportivo de la época, más por razones empáticas que triunfales, EDDIE EL ÁGUILA recupera la característica básica que imperó en este tipo de cine durante la década prodigiosa: con esfuerzo, tesón y confianza se puede llegar a conseguir cualquier meta que uno se proponga. El director Dexter Fletcher, acostumbrado a platos cinematográficos poco espesos (Amanece en Edimburgo), presiona inteligentemente todas las teclas pertinentes enfatizando, como antaño, la épica de la historia a través de unos personajes altamente carismáticos (a los que dan vida Taron Egerton y Hugh Jackman, tan pasados de rosca como enternecedores) y de una excepcional música con claras reminiscencias a otro mito de aquellos años, la melancólica e inolvidable St. Elmo, punto de encuentro, con la evidente intención de recibir el ansiado y efusivo aplauso final. Y he aquí la proeza: lejos de saturar e invocar el temido déjà vu, consigue infundir una naturaleza contagiosa y vitalista, probando que ligereza no siempre es sinónimo de simpleza. Carne de cañón en tiempos de videoclubs, Eddie el águila supone un retorno a ese cine desenfadado, cómplice y (en el buen sentido) endulzado que marcó a toda una generación. Es, dicho de otro modo, auténtico entretenimiento familiar, el más emocionante y sí, el más ochentero.

X-MEN, DÍAS DEL FUTURO PASADO

Posted in Críticas (Estrenos), Próximamente with tags , , , , , , , , , , , , on junio 2, 2014 by Gonzalo Contreras

ACCIÓN MUTANTE

xmen

Allá por principios de milenio, el director de las extraordinarias Sospechosos habituales y Verano de corrupción (nunca me cansaré de recomendarla) sorprendía a propios y extraños con la adaptación cinematográfica del célebre cómic de Stan Lee, una epopeya más o menos futurista sobre la lucha entre humanos y una nueva raza de mutantes poseedores de increíbles y variados poderes. Una cinta en verdad conseguida, dinámica, de extraordinarios efectos visuales.
De regalo, tres años después, nos obsequiaba con una segunda entrega superior, más sólida y perfeccionada, en donde se apreciaba un dominio narrativo como pocas veces ha alcanzado este subgénero en la gran pantalla.

xmen2Pasada más de una década, Singer lo ha vuelto a lograr. Ha ideado una historia muy imaginativa, respetando escrupulosamente la esencia del cómic y, por ende, a sus más acérrimos seguidores, y otorgando un sentido del espectáculo apasionante, enérgico, de tal manera que sea plato de buen gusto también para aquellos más alejados del tebeo. No sólo mantiene el prestigio de las dos primeras entregas. Alcanza, posiblemente, el cenit de la consolidada saga. Puro frenesí, filmada con un gusto y ritmo envidiable.

Tras unas secuelas más entregadas al espectáculo que al cuidado de la narración, el cineasta (conocedor como pocos de las historietas originales) apuesta nuevamente por el desarrollo de los personajes, clave para otorgar una mayor profundidad a una historia deudora de obras como el Terminator de Cameron, pero con la suficiente personalidad como para no tener que pedir cuentas a nadie. Magnífico trabajo de todo el reparto, especialmente una camaleónica (nunca mejor dicho) Lawrence y un Fassbender titánico como Magneto, sin olvidar a los veteranos McKellen y Stewart, dando su consabida lección de clase y distinción, y a la nueva cantera de jóvenes mutantes (Evan Peters y su personaje son todo un descubrimiento, apoteósico el momento de acción mutante a cámara lenta).

xmenPero si hay algo llamativo en esta nueva entrega es su capacidad de regenerar, de forma soberbia y elogiable, la ya mítica saga, creando un juego de espejos y viajes temporales capaces de otorgar nueva vida fílmica al universo mutante de la Marvel. Singer altera el devenir de personajes y acontecimientos a su antojo, dando lugar a un libre albedrío tan ambicioso como osado. Qué decir que la jugada (insisto, arriesgadísima) le ha salido redonda.

Nota: Tras los créditos hay una sorpresa final. No os vayáis antes de tiempo…

Trailer X-MEN, DÍAS DEL FUTURO PASADO

Posted in Próximamente, Trailers with tags , , , , , , , , , on mayo 20, 2014 by Gonzalo Contreras

Una gozada. Así es la nueva entrega de los superhéroes de la Marvel, a la altura (o incluso mejor) de la celebrada y algo lejana segunda parte de la franquicia. Mi crítica, en los próximos días. De momento, aquí tenéis el trailer.