Archivo para Jake Gyllenhaal

EVEREST

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , on septiembre 18, 2015 by Gonzalo Contreras

FRÍA COMO EL HIELO

everest

A raíz del desproporcionado éxito de Aeropuerto de George Seaton (llegó a estar nominada al Óscar a la mejor película en 1970), Hollywood asentó sobre sus cimientos un género que, si bien no era nuevo en el panorama cinematográfico, no había tenido hasta entonces una repercusión tan clara entre el gran público: el cine de catástrofes. Aunque algunas de estas propuestas ofrecieron calidad en el sentido más amplio de la palabra (El coloso en llamas, sin ir más lejos), lo cierto es que la mayoría, posiblemente las más representativas (véanse Terremoto o los aeropuertos posteriores), se convirtieron en productos mediocres de escasa creatividad, adornados por un desfile imposible de grandes estrellas, muchas de ellas viejas glorias desterradas al olvido, y sin más afán que el de inflar las cuentas de las productoras implicadas.

everest 2Pese a contar con mejores intenciones y apostar por un relato consistente, en EVEREST habitan algunos de los defectos más notorios del inefable revival setentero. Sorprende, y mucho, que en una crónica épica como la que se nos cuenta falte, paradójicamente, toneladas de épica y tensión, prefiriendo apostar por la comentada sucesión de cameos, a cada cual más innecesario (lo de Robin Wright y Keira Knigthley es desconcertante), y por una presentación excesiva y enredada de los personajes que componen la expedición. Durante más de tres cuartos de hora esperas impaciente que la acción aparezca, que la montaña se convierta en la verdadera protagonista y descargue toda su furia prometida. Cuando esto acontece sólo se cumple un deseo: los efectos visuales, auténticos anfitriones, resultan apabullantes. Eso sí, por desgracia la película comete un último error más sangrante si cabe que los anteriores: la emoción, tan demandada desde el comienzo, se confunde con el dramatismo más lacrimógeno. E indigesto.

ENEMY

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , on marzo 24, 2014 by Gonzalo Contreras

TARÁNTULA

enemy

Si tuviéramos que citar, dentro del marco del suspense, la gran sorpresa cinematográfica del pasado año, sin duda muchos estaríamos pensando en Prisioneros. La dirigía un director algo desconocido y de apellido complicado, Denis Villeneuve, quien ya había dado muestras de su talento en la loable Incendies.
Protagonizada también por Jake Gyllenhaal se trataba de un potente y angustioso thriller psicológico, a veces elegante, otras sucio y directo, cuya mayor virtud recaía en su extraordinaria atmósfera, en donde el frío de la América Profunda se fundía con la propia trama, incentivando un clímax, en ocasiones, irrespirable.

enemy 2Con pocos meses de diferencia nos llega la nueva propuesta del cineasta, basada libremente en una afamada novela del desaparecido José Saramago. Un film imperfecto, de final tal vez demasiado abrupto e inesperado, pero que concentra muchas de las virtudes presentes en el director. Sin ir más lejos, aquélla que hacía grande a Prisioneros: un clima asfixiante, tenso, invisible pero latente en un espectador en permanente estado de alerta ante lo que ve, escucha y (pre)siente.

Aires kafkianos e incluso ecos de Cronenberg se aprecian en la historia de Adam, un profesor de Universidad de vida vacía y monótona. Una noche, descubre en una cinta de vídeo un sorprendente misterio, tan chocante como turbador.
A partir de aquí, verdad y distorsión se entremezclan. El mundo onírico entra en juego; Villeneuve convierte la realidad en pesadilla, arrastrándonos hacia lo inexplicable, la confusión y el sinsentido. Y ahí nos atrapa, como la telaraña que poco a poco se va tejiendo en la mente de Gyllenhaal, portentoso, brillante a la par que inquietante.

Algunos pensarán que se trata de una tomadura de pelo. Otros, sacarán conclusiones mayores de las que la propia película plantea. Y unos pocos, simplemente, nos dejaremos llevar por la fuerza visual y ambiental de la cinta, aceptando sus virtudes y enigmas indescifrables por igual. Porque muchas obras no tienen que ser comprensibles para poder ser disfrutarlas. Enemy es un buen ejemplo.