Archivo para Jamie Bell

ROCKETMAN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , on mayo 29, 2019 by Gonzalo Contreras

EMPIEZA EL ESPECTÁCULO

Durante los años setenta, y gracias a cineastas como Ken Russell, Brian De Palma o Norman Jewison, el género musical abordó nuevos conceptos estéticos y narrativos fuera de los cánones propios del Hollywood clásico. Drogas, sexo, rock & roll o el mismísimo espíritu hippie se mezclaban en un cóctel cinematográfico, a veces reivindicativo, otras puramente comercial, fruto de los aires de cambio que respiraba la sociedad de la época y, por ende, la propia industria audiovisual. Sin duda, el rey de la temática fue el coreógrafo y realizador Bob Fosse, por aquel entonces eminencia indiscutible en los escenarios de Broadway. Primero, con Cabaret, monumental aproximación a los pecaminosos ambientes nocturnos de un Berlín en pleno ascenso del fascismo; y siete años más tarde, con su obra maestra Empieza el espectáculo, una película menos celebrada entre el gran público, precisamente, por su sordidez, salvajismo y ruptura con los estandartes tradicionales.

El ocaso de un famoso coreógrafo musical, álter ego del propio director, servía a Fosse para componer, con ciertas reminiscencias al Ocho y medio de Fellini, un triste y demoledor retrato sobre el oscuro universo de decadencia y entrega que se esconde más allá de las bambalinas. Y esa estructura autodestructiva, en donde el protagonista se enfrenta cara a cara con sus miedos, adicciones, vicios y e incluso a la propia muerte, es aprovechada por el director Dexter Fletcher en su esperadísima ROCKETMAN, un producto lejos de las pretensiones y la carga autorial del show de Fosse pero con la suficiente audacia y potencia como para convertirse en una obra mayor, de contagiosa rebeldía y fuerza escénica.

A diferencia de la también espléndida Bohemian Rhapsody, cinta finiquitada por el propio Fletcher tras los escándalos sexuales de su realizador inicial, Bryan Synger, y con la que únicamente comparte su condición de biopic, Rocketman ahonda en la vida del cantante Elton John describiendo, sin ningún tipo de complacencia, las sombras que persiguieron durante varias décadas al artista, sus traumas infantiles, los excesos con todo tipo de estupefacientes y el miedo a que su homosexualidad trascendiera a la opinión pública. Y la propuesta, brillantemente hilvanada hacia un final terapéutico, se celebra por dos factores íntimamente ligados: la interpretación de Taron Egerton, viva imagen del maestro de ceremonias tanto en su faceta mímica como melódica; y su capacidad de capturar, por medio de sus apuntes oníricos y divertidamente psicodélicos, la magia de las letras de las canciones (casi todas prodigiosas) en la gran pantalla.

LOS 4 FANTÁSTICOS

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , on agosto 16, 2015 by Gonzalo Contreras

LA HERENCIA DE NOLAN

4 fantasticos

Que Christopher Nolan renovó la visión clásica de los superhéroes con El Caballero Oscuro (entiéndase la magistral segunda parte), oda a las pesadumbres y desdichas de los ídolos enmascarados, es un hecho a todas luces evidente. No obstante, no es menos cierto que sus pautas y teorías psicoanalíticas han hecho mucho daño a la posterior colección de películas nacidas del exitoso mamífero volador.

4 fantasticos 2El reboot de LOS CUATRO FANTÁSTICOS se apunta a la desaforada moda instaurada por el director británico. En otras palabras: oscuridad, kilos de dramatismo, una renuncia total a una comicidad que eclipse los valores marcados por Nolan y una innecesaria ambición por convertirse en la adaptación definitiva del cómic en cuestión. Un diminuto escalón por encima de la desangelada y colorista versión de 2005, esta nueva entrega, no obstante, no es más que un interminable prólogo en donde no pasa absolutamente nada salvo en los desafortunados, por cansinos y estridentes, últimos minutos. Hasta entonces, su fragmentadísimo montaje (delator de los graves problemas de fábrica que arrastra) estira hasta el hastío la metamorfosis de los héroes, explotando los mecanismos de una estructura narrativa (presentación-transformación-unión) que, por mucha profundidad y gracia que presente, hemos visto mil veces y en mejores condiciones.

SNOWPIERCER (ROMPENIEVES)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , on mayo 12, 2014 by Gonzalo Contreras

EL ÚLTIMO TREN

snowpiercer

Extravagante y muy entretenida aventura post-apocalíptica dirigida por Bong Joon-ho, director de la cinta de culto coreana (a mi modo de ver, extremadamente sobrevalorada) The Host.

Tras un fallido experimento para solucionar el calentamiento global, los únicos supervivientes de la Tierra se esconden en un tren en continuo movimiento,  mientras en el exterior la nieve y el hielo componen un desolador paisaje. Dicho vehículo, como no podía ser de otra manera, está dividido en clases sociales. Los ricos, en los vagones delanteros; los desfavorecidos, en la parte trasera. Estos, capitaneados por Chris Evans (muy convincente como antihéroe sin pomposo disfraz), ejecutarán una revuelta con la intención de poner fin a su lamentable situación.
Con este planteamiento y un espíritu estético próximo a Jeunet y Gilliam (homenaje incluido), Joon-ho compone una claustrofóbica y extremista metáfora sobre la lucha de clases cuyo mayor acierto es no tomarse demasiado en serio a sí misma. Delirante, pero efectiva en su radicalismo nada oculto y devastadora con la sociedad, enferma en cada uno de sus estamentos.

snowpiercer3Cada uno de los vagones que componen el tren funciona a modo de capítulo interno. A medida que avanzamos por ellos, la luz se va abriendo camino, así como el lujo, los excesos y la buena vida. Un recorrido en donde se repasan algunos de los males imperantes en todo Estado; la corrupción, los juegos de diversión de los pudientes frente a las condiciones infrahumanas de muchos o el adoctrinamiento en las aulas (una secuencia algo abrupta, pero igualmente genial). Sin olvidar, cómo no, el papel de la religión, a modo de un falso dios creador y dueño de la “gran máquina”. Todo servido con grandes dosis de acción (fantástica la pelea en el interior del túnel), sentido del espectáculo y dinamismo. Una estupenda epopeya de (recordémoslo) Ciencia-Ficción, marcada desde ya como futura obra de culto.