Archivo para Jennifer López

ICE AGE: EL GRAN CATACLISMO

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , on julio 12, 2016 by Gonzalo Contreras

EL FIN DE UNA ERA

Ice age

A diferencia de la saga Shrek, su más digna competidora y de mayor ambición argumental, al menos en sus inicios, las secuelas de La edad de hielo han sabido mantener la complicidad con un público que siempre ha recibido con júbilo cada uno de sus estrenos. Consciente de que todo lo que tenía que decirse se planteó en el excelente modelo original, la franquicia optó por infantilizar al máximo el humor de sus hazañas (¿para qué centrarnos en los adultos, si al fin y al cabo acudirán a los cines con sus vástagos?) y reciclar la idea original en una continua sucesión de gags episódicos, asumiendo una estructura calcada entrega tras entrega cambiando, tan solo, el detonante del conflicto e incorporando nuevos y cómicos acompañantes de viaje como genuina cortina de humo. Algunas veces, el invento daba buenos resultados (la segunda parte); otras, se situaba al borde del desastre (la difícilmente soportable La formación de los continentes).

Edad hieloMejor que la anterior, y centrándose, pues, únicamente en el sector infantil, algo que seguro disgustará a los seguidores más entrados en años, ICE AGE: EL GRAN CATACLISMO funcionará entre los más pequeños de la casa gracias a dos factores fundamentales: el carisma del grupo protagonista, iconos ya de la nueva generación animada, y, cómo no, la presencia de la simpática ardilla Scrat, alma incuestionable de la pentalogía y estrella de los momentos más graciosos de la película. Para sus acompañantes adultos, quedarán las siempre agradecidas referencias cinematográficas, algunas (pocas) sorprendentemente reservadas al cinéfilo más experimentado, y una continua sensación de que la fórmula, aun honesta en sus propósitos, se extinguió en épocas ya prehistóricas.

OBSESIÓN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , on marzo 19, 2015 by Gonzalo Contreras

NO, NO ES AMOR…

obsesionJuguemos a un juego. Les invito a descubrir las referencias cinematográficas presentes en la película que nos ocupa, enésimo intento de resucitar el, casi siempre, inefable thriller erótico de mediados de los ochenta y principios de los noventa. Créanme, la prueba será poco complicada, pues la cantidad de tópicos y estereotipos que inundan la OBSESIÓN de la no menos inefable Jennifer López roza lo preocupante.

Ya no sólo calca la base argumental de la efectista Atracción Fatal (y, por ende, de la sólida ópera prima de Clint Eastwood Escalofrío en la noche), sino que se atreve a reproducir, con poca fortuna pero con mucha desvergüenza, innumerables secuencias y pautas vistas en otros largometrajes del mismo corte, poco pioneros pero mucho más satisfactorios, tales como De repente un extraño y, sobre todo, La mano que mece la cuna (coches trucados, íntimos amigos con la señal de la cruz impresa desde su primera aparición, asma/ alergias opcionales con efectos -casi- funestos y un largo etcétera). Eso sí, añadiendo en este caso cantidades indigestas de absurda y retrógada moralidad, al gusto de los espectadores más trasnochados.

Como la mayoría de las veces en este subgénero, lo paródico entra en escena: el humor, siempre involuntario, se hace dueño y señor de la función. Y al final, paradójicamente, dicha cualidad se convierte en una baza, cuanto menos, divertida.