Archivo para Jonah Hill

LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on octubre 6, 2016 by Gonzalo Contreras

FESTÍN CÁRNICOFiesta salchichas

Símbolo de la irreverencia fílmica y el humor más sarcástico e inteligente, La vida de Brian culminaba con una antológica secuencia musical en la que Eric Idle invitaba al protagonista, y por ende al gran público, a mirar siempre el lado brillante de la existencia: “Si te parece que la vida apesta, hay algo que se te olvidó: reír, sonreír, bailar y cantar. Cuando te sientas deprimido, sólo presiona los labios y silba. Ese es el truco”. Con el mismo tono blasfemo y malhablado, crítico con el fanatismo religioso y la existencia de falsos dioses, y pese a las evidentes diferencias que las separa, LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS lleva al límite el mandamiento último de la genial parodia de los Monty Python: la vida pasa en un suspiro, así que diviértete, goza, prueba; disfruta del hoy y olvídate del mañana.

SalchichasDe los artífices de Juerga hasta el fin, aquel despiadado monumento a mayor gloria de la egolatría de sus estrellas protagonistas, la cinta, tan irregular como efectiva, patina cuando el abuso de frases malsonantes (al mas puro estilo South Park) y el citado narcisismo de Seth Rogen y compañía, aquí también presente (los últimos cinco minutos son para desecharlos), invaden la gran pantalla. No obstante, también regala momentos geniales. Y cuanto más malévolos y salvajes, más desternillantes. La llegada de los alimentos al supuesto Paraíso (destripado por obra y gracia del spoileriano trailer) y algunos cameos de ilustres personalidades, astrofísico de renombre incluido, proporcionan algunas de las carcajadas más sabrosas de la temporada. Pero para diversión, la cara de pez que se les quedará a los padres despistados que lleven felizmente a sus hijos a ver semejante animalada (no lo duden, ocurrirá).

Anuncios

JUEGO DE ARMAS (War Dogs)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , on septiembre 8, 2016 by Gonzalo Contreras

EL DEMONIO DE LAS ARMAS

war-2

De familia acaudalada, sin estudios pero con un olfato de sabueso para el dinero fácil, adicto a la cocaína e ídolo de Tony Montana y su Scarface, el empresario Efraim Diveroli amasó una desbordante fortuna por medio de la venta ilegal de armas almacenadas, tras la Guerra Fría, en inmensos búnkeres de la Europa del Este, beneficiándose de la inefable política de seguridad que el vicepresidente Cheney aplicó durante los años de la contienda en Irak. La noticia saltó a la palestra a través de un reconocido artículo publicado en la revista Rolling Stone, convertido posteriormente en un best seller estadounidense germen de la película que nos ocupa.

warClaramente influenciada por las recientes El lobo de Wall Street y La gran apuesta, con las que comparte idéntica base satírica y canalla, tomando al público como ignorante de los entresijos del relato, WAR DOGS (aquí traducida de forma folletinesca como Juego de armas) compite en una liga menor al no encontrar el equilibrio de géneros que sí presentaban, con gran maestría, los films de Scorsese y McKay. Ni es tan divertida como debería ser ni tan dramática como quiere aparentar (perdiendo, en este caso, la batalla frente a títulos más sólidos como la incomprendida El señor de la guerra de Andrew Niccol). No obstante, si somos capaces de aceptar su declarada ligereza, es muy probable que disfrutemos de un producto finalmente digno gracias, en gran medida, a su interesantísima y pasmosa historia (nueva muestra del patetismo que encierra la era Bush), al buen trabajo interpretativo del elenco (Jonah Hill está estupendo haciendo, nuevamente, de Jonah Hill) y a la solvente dirección de Todd Phillips, demostrando que hay vida más allá de sus divertidas orgías de alcohol en la celebrada Resacón en Las Vegas.

¡AVE, CÉSAR!

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , , , on febrero 19, 2016 by Gonzalo Contreras

LOS QUE VAN A ACTUAR TE SALUDAN

ave cesar 2

La afilada e incisiva pluma de los hermanos Coen no deja títere con cabeza. Después de recorrer los senderos de la derrota a través del cantante de folk Llewyn Davis, le toca el turno al Hollywood de la época dorada en ¡AVE, CÉSAR!, su última película. Monumento al star system actual, es, a veces, una divertida sátira de los entresijos de los Estudios; otras, un sorprendente y muy apreciable homenaje al cine clásico. Independientemente, ambas vertientes tienen alma, peso, están dirigidas con gusto y con la genialidad propia de sus directores. El problema aparece cuando las dos partes se amoldan formando un todo. Extrañamente, el film no acaba de encontrar un equilibrio narrativo entre crítica y evocación, resultando mucho más apreciable como sucesión de sketchs que como largometraje en sí.

ave cesarNo obstante, no nos pongamos quisquillosos: si bien podríamos considerarla una película fallida, la cantidad de momentos gloriosos que nos regala gracias a su mala baba y comicidad hacen de ella un entretenimiento de lo más gozoso. De hecho, se me ocurren varias razones por las cuales tenerla muy en cuenta: la primera, convertir la figura del productor cinematográfico en un samaritano protector de sus estrellas y buscador del karma que devuelva, a golpe de talón, la paz a la Fábrica de sueños; la segunda, la increíble vis cómica del guión (el episodio del vaquero a lo “John Wayne” metido a galán de etiqueta es antológico, así como el de los guionistas comunistas con ínfulas capitalistas); y, por último, la postal coral tan brillante que hace de aquellos años. Las referencias a personalidades del medio, sin nombres registrados pero reconocibles, es alargada: Gene Kelly, Robert Taylor versión Quo Vadis?, una perversa Esther Williams e incluso la malévola columnista Hedda Hopper, toda una eminencia de la época, son algunas de las glamourosas estrellas que se pasean delante de cámara. Poner nombre a tanto rostro, eso sí, será un placer limitado a los espectadores más cinéfilos.

EL LOBO DE WALL STREET

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , on enero 18, 2014 by Gonzalo Contreras

SODOMA Y GOMORRA

lobo 5

Soberbia, corrosiva, abrumadora. E impresionante. Martin Scorsese, a sus 71 años, vuelve a dar la campanada en esta lúcida mirada al mundo de la Bolsa y, en particular, a los depredadores que manejan sin pudor el dinero de los contribuyentes. Vamos, los amos del mundo.
El director, en su enésima reinvención de sí mismo, parece un chiquillo con zapatos nuevos, demostrando en cada fotograma una juventud y pasión que ya quisieran muchas promesas e imprimiendo en la historia real de Jordan Belfort verdadero amor por el cine, inteligencia y un dominio de narrativo como sólo los maestros saben hacerlo.

lobo 6Éxtasis y desenfreno se dan la mano en esta exaltación sin complejos del sexo, el libertinaje, la codicia y el derroche. Un análisis en forma de comedia (posiblemente, la mejor de lo que llevamos de siglo) de estos verdaderos licántropos del poder y la ambición. Y bajo esa acertadísima batuta burlesca todo, absolutamente todo, está permitido, incluso reírse de un espectador atónito (e ignorante) ante lo que sus ojos visionan; desfiles de animadoras y orgías en plenas oficinas, conversaciones sobre contratación de enanos arrojados a una diana (impagable), referencias al rey de las espinacas y un interminable etcétera.

Un Sodoma y Gomorra al mando del cual está un DiCaprio más allá del elogio, una especie de gurú sectario propio de la América profunda cuya única religión se basa en la adoración al dinero. Dueño y señor de la manada, compone una interpretación para los anales del Cine. Histriónica, brutal, fascinante. Sin olvidar a sus pequeños cachorros, entre los que destaca un brillante (dental e interpretativamente) Jonah Hill como principal lacayo y un McConaughey capaz de devorar la pantalla con su fugaz aparición.

lobo 4Obra maestra. Una prodigiosa joya que en sus casi tres horas no invita, ni por un momento, al aburrimiento. Esperemos que antes de su despedida cinematográfica (posiblemente bajo el rostro de un artista que cantó una tal “My Way”)  Scorsese nos vuelva a regalar esta increíble sensación de dejarnos con la boca abierta, levantarnos nada más terminar la proyección y aplaudir. Hasta que nos duelan las palmas de las manos.

JUERGA HASTA EL FIN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on agosto 20, 2013 by Gonzalo Contreras

EL FIN DEL MUNDO (Y CON RAZÓN)

juerga hastal el fin 5Puede que no sea el idóneo a la hora de criticar la ópera prima de Seth Rogen, conocido humorista (eso dicen) canadiense cuya película más famosa tiene el “apetecible” título español de Superfumados, pieza que no he tenido el placer de visionar hasta la fecha. Lo digo más que nada porque, seguramente, no he pillado un gran número de bromas y diálogos que otros, más cultivados en la cultura cómica americana (tanto televisiva como cinematográfica) sí han apreciado, disfrutado e incluso excitado.

Juerga hasta el fin centra su humor en dos ramas definidas. Un treinta por ciento sería lo comentado en el anterior párrafo. Y aquí tendréis que disculparme, pero me extravío entre tanto chiste vinculado con cómicos y actores de nombres impronunciables (por lo visto, verdaderas eminencias -insisto, eso dicen- en el panorama del otro lado del charco) y con películas de dudoso título cuya existencia desconocía completamente. No sé ni a quién van dirigidas las pullas ni, por ende, entiendo el contenido de las mismas. Es una cinta destinada a un público muy concreto. Sobra comentar, por tanto, que en este porcentaje mi presencia brilla por su ausencia.

juerga hasta el fin 2El otro tanto por ciento, alto y mucho más entendible aunque no por ello de mayor calidad, se centra en una sucesión de comentarios y gracias en donde el “caca, culo, pedo, pis” se sustituye, o más bien se le añade, un “corridas, meadas y mamadas”. Chistes escatológicos, ausentes de chispa. Algunos verdaderamente asquerosos y vulgares, adornados con música actual para potenciar ese rollo de modernez de enfant terrible y el egocentrismo de algunos de sus protagonistas, estereotipados y a los cuales, sinceramente, soporto más bien poco. Y como no podía faltar en este estilo, los imprescindibles comentarios pseudointeligentes acerca de comidas, bebidas y cualquier otro alimento que se precie, en esta ocasión centrados en el glúten y en cierta chocolatina “láctea”.

juerga hasta el fin 6Para colmo, rematan la juerga unas colaboraciones sonrojantes metidas con calzador (especialmente las intervenciones de la “potteriana” Emma Watson, de contenido mil veces visto, y la de un amaestrado Channing Tatum) así como una duración desmesurada hasta límites alarmantes, y más cuando la trama da tan poco de sí. Interminable, eterna condena muy acorde, eso sí, con la premisa apocalíptica del film.

Como digo, no sé si servidor es la persona más apta para criticarla. Y más leyendo las estupendas críticas que está teniendo en Estados Unidos y que, imagino, adaptarán aquí, comparándola erróneamente con cintas tipo Resacón en las Vegas con la que poco o nada tiene que ver. Una película en la que sólo muy de vez en cuando aparece una tibia sonrisa. Aunque, bien pensado, no podría asegurar si fue por su comicidad o por tomarme con humor, como mucho humor, el visionado de semejante “gamberrada”.