Archivo para Joss Whedon

LIGA DE LA JUSTICIA (Justice League)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on noviembre 16, 2017 by Gonzalo Contreras

REUNIÓN DE ANTIGUOS ALUMNOS

Rechazada hasta por los más fieles partidarios de los míticos tebeos, Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, la película que dirigiera Zack Snyder con el propósito de reunir, en una mismo capítulo, a los buques insignia del universo DC, no sólo significó un tremendo varapalo crítico a uno de los proyectos más ambiciosos y largamente acariciados del Hollywood coetáneo; también, el primer síntoma del desgaste de una temática que, en los últimos años, ha proporcionado más decepciones que alegrías. Confusa en el argumento, caótica en el festín pirotécnico, desternillante en sus secuencias puramente dramáticas (el momento Marta, conocido así por sus detractores, se ha convertido en una “meme” cinéfila de referencia en las redes sociales), el gran problema de la cinta radicaba en que, si nadie ponía remedio, su desacertadísimo acabado final, influido por la grandilocuencia de Christopher Nolan, estaba llamado a representar la línea audiovisual y narrativa de las próximas secuelas de la franquicia. Había que renovar el envoltorio. Y de forma inminente.

Dicho y hecho. Si los resultados no están a la altura de lo esperado, qué mejor que reparar los conceptos básicos de la saga. Paradójicamente, en su anárquica, redundante y descompensadísima estructura, tónica habitual en Snyder, un cineasta más pendiente de atiborrar la función de datos y frentes abiertos de cara a nuevas entregas que de crear una trama única, potente y sólida, LA LIGA DE LA JUSTICIA reemplaza muchas de las más afamadas pretensiones de la compañía (entre ellas, sus ya molestas influencias nolanianas: dramatismo de ocasión, montajes paralelos y apuntes mesiánicos de sus resentidos protagonistas) en favor del entretenimiento puro y duro, buscando un espectáculo limpio, directo y cómplice con toda clase de espectadores, tanto los experimentados en las intrigas enmarañadas y palaciegas de las viñetas como aquellos que solo quieren disfrutar de los placeres culpables que habitan en un buen y desinhibido blockbuster. Y todo ello condensado en unos ajustidísimos y muy agradecidos ciento veinte minutos.

No se trata, en contra de lo que pueda parecer, de calcar los patrones lumínicos, estridentes y autoparódicos de la cada vez más despistada Marvel. Siguiendo la estela de la muy divertida Wonder Woman, primera piedra angular de la ruptura con el cine de superhéroes propuesto por la mencionada Batman V. Superman, La liga de la justicia consigue, para sorpresa de muchos, tener vida propia, encauzando las aventuras hacia el ansiado equilibrio entre comercialidad y calidad. Sus defectos más llamativos, herederos del anterior episodio (el mejunje plástico y expositivo de ideas, la insípida presencia del nefasto actor -que no director- Ben Affleck, los deslices visuales propios de Snyder), quedan eclipsados gracias a su renovado fundamento: la vuelta a los raíces del género en su vertiente contemporánea, tanto en su falta de complejos, propia de los seriales televisivos de los ochenta, como en los tintes góticos y visuales del sobresaliente díptico que dirigiera Tim Burton en relación al hombre murciélago (al cual se homenajea implícitamente en forma de acordes musicales). Sin ser una película memorable, ni siquiera buena, esta nueva epopeya posee las correcciones suficientes como para trascender su mero empaquetado lúdico, constituyendo una aceptable alternativa a la cantidad de aventuras heroicas, la mayoría de ellas vacuas e insufribles, que gobiernan actualmente la taquilla mundial.

VENGADORES: LA ERA DE ULTRÓN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , , , on abril 30, 2015 by Gonzalo Contreras

LA ESENCIA DEL BLOCKBUSTER

vengadores

LOS VENGADORES, LA ERA DE ULTRÓN es todo cuanto prometía ser: una atracción de feria tan desorbitada como apabullante, grandilocuente, exagerada, bestial en todos sus apartados. Joss Whedon, realizador cultivado en la pequeña pantalla y artífice de algunos de los éxitos más sonados del cine reciente, presenta una entrega más adulta y oscura que su predecesora, como buena secuela de la última hornada del cine de superhéroes que se precie, pero también mucho más entregada al espectáculo como auténtica forma de evasión: el más extremo, el menos guionizado y, si se hace bien como es el caso, el más placentero. Se siente cómoda en este terreno, pues no deja de ser una especie de coraza ante posibles ataques acerca de su limitado argumento, punto flaco en este tipo de producciones y aquí disimulado con enorme (y apreciable) destreza. Y si a esto le sumamos la ilusión vertida por sus intérpretes, ya mutados en los personajes que interpretaran en la original (especialmente un autoparódico Jeremy Renner y la siempre excitante Scarlett Johansson), las nuevas incorporaciones (a excepción del pésimo actor Aaron Taylor-Johnson, alias Mercurio, en el papel más desdibujado del film) y la formidable planificación de las escenas pirotécnicas, el freak show no sólo sube enteros, sino que se alcanza niveles pocas veces explorados por un subgénero que, entre caballeros oscuros, hombres de acero y demás sucedáneos, empieza a dar muestras de cierto debilitamiento en sus fórmulas.

vengadores2Con más recursos, tecnología y entusiasmo si cabe, Whedon lo ha vuelto a conseguir. Fan declarado del “cine espectáculo” que tantas alegrías nos proporcionó allá por los ochenta, con ilustres creadores como Spielberg o George Lucas, ha sabido compaginar talento, inteligencia narrativa y una pasión desmedida por el mundo del cómic en la nueva traslación cinematográfica de las viñetas de la Marvel. Porque, las cosas como son, se nota que disfruta como un chiquillo con zapatos nuevos (o mejor, con juguetes marvelianos todavía envueltos) cada vez que asume el mando de los héroes más valorados de la franquicia, derrochando una imaginación apta y recomendada para todos los públicos, especialmente para aquellos que hayan devorado las páginas de los ya míticos tebeos: esta aventura es por y para ellos.

LA CABAÑA EN EL BOSQUE

Posted in Cine de Terror, Críticas (Estrenos) with tags , , , , , on noviembre 3, 2013 by Gonzalo Contreras

OTRA VUELTA DE TUERCA

cabaña 2

Con un retraso considerable desde su estreno en EEUU, llega a nuestras pantallas, de la mano de GoodFilms, una de las cintas más aplaudidas del fantástico de los últimos tiempos, e incluso pieza de culto para muchos de aquéllos que, en estos años, han tenido la oportunidad de visionarla.

cabaña 5Las perspectivas, lógicamente, eran grandes. Muy grandes. Meses y meses escuchando comentarios positivos  y alagadores acerca de esta película. Y cuanto más querías entender qué se escondía tras una idea tan manida, aparentemente, como la expuesta en la cinta (grupo de atractivos jóvenes, rubia y drogata incluído, acuden de fin de semana a una cabaña -adivinen- apartada de todo ser vivo) mayor interés suscitaba su visionado.

Una vez vista, comprendes el porqué de tanto delirio y efusividad, y más si eres un acérrimo seguidor del cine fantástico.
Sí, estamos ante una de las más efectivas, sorprendentes y placenteras películas del género que se recuerdan.

cabañaUn arriesgado ejercicio tanto en su premisa como ejecución, genialmente resuelto por el a veces deslumbrante Joss Whedon. Con cierto paralelismo a la recuperación y ruptura que supuso en los noventa el Scream de Wes Craven respecto al debilitado slasher, el artífice de Buffy y Los Vengadores recrea una historia de horror en donde nada es lo que parece. Porque a pesar de los tópicos mostrados, los planos alternos de Richard Jenkins y Bradley Whitford confirman la presencia de un as bajo la manga. La pregunta es, lógicamente, dónde se encuentra el truco.

Y justo cuando crees que el film está dando sus últimos coletazos, te proporciona la respuesta en forma de un auténtico festín para cualquier aficionado al cine de terror. Un homenaje en toda regla al género y, a su vez, una lúcida crítica a los cánones y relamidos argumentos del mismo.

cabaña 6Brillantes todas y cada una de las referencias cinéfilas del film, totalmente visibles por mucha capa de pintura impuesta para evitar posibles demandas de plagio. Menciones que comentaré aparte para no destripar a los afortunados que todavía no han visto esta maravilla freak, auténtico soplo de aire fresco que aliviará las quejas de muchos que consideran que en esta temática todo está visto y oído.
Más de uno se retractará de sus palabras.

.

SPOILERS (EN LAS PROFUNDIDADES DE LA CABAÑA)

Como digo, el film es un auténtico manjar para todo ser criado en el terror cinematográfico. Admirables las alusiones al género zombi más próximo a Lucio Fulci y Raimi así como las referentes al Hellraiser de Clive Barker, al Pennywise de la obra maestra de Stephen King (It) y a las endemoniadas chiquillas de pelo negro sobre el rostro del cine nipón, realmente tronchantes.
Como colofón, un inmejorable cameo de una de las caras fundamentales del género, la siempre genial Sigourney Weaver, alias Teniente Ellen Tripley. Sobresaliente.

.