Archivo para Sally Hawkins

LA FORMA DEL AGUA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , on febrero 11, 2018 by Gonzalo Contreras

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

No es casualidad que una de las principales referencias de LA FORMA DEL AGUA sea La mujer y el monstruo (Creature of the Black Lagoon), la maravillosa aventura acuática que dirigiera Jack Arnold a mediados de la década de los cincuenta. Su artífice, Guillermo del Toro, maestro de las sombras y los ambientes góticos, siempre se ha declarado un fan acérrimo de los grandes antepasados del género, un hecho que ha demostrado a lo largo de sus más de treinta años de carrera y cuya culminación se fraguó, hace tan solo tres años, con La cumbre escarlata, incomprendida y fastuosa revisión de los orígenes de la compañía Hammer, de los castillos perdidos en otras dimensiones, de los fantasmas que pernoctaban en los cuentos sobrenaturales leídos en nuestra niñez. Tres años después de aquel triunfo, el cineasta repite la jugada homenajeando (y actualizando, en todos los sentidos) a aquella revisión amazónica y extrañamente erótica de La bella y la bestia y, de rebote, a las monsters movies que inundaron las salas cinematográficas en esos días y cuya capacidad de evocación, merecedora de transgredir los límites del tiempo, se ha transmitido de generación en generación entre los cinéfilos amantes del cine de terror. Del terror puramente clásico, se entiende.

Pero no solo de tradición y artesanía vive esta preciosa película. Al igual que en las producciones más satisfactorias de James Whale o del contemporáneo Tim Burton, y sirviéndose de un contexto tan hipócrita, falsamente utópico y contradictorio como la Guerra Fría y los nuevos estandartes de progreso propagados por la América de Kennedy, el cineasta mexicano sigue fiel a sí mismo reflejando, nuevamente, la obsesión que caracteriza a la mayor parte de su filmografía: dar voz y voto (apréciese la connotación política, reflejo de la crispación social de la era Trump) a esas personas solitarias y repudiadas por los prejuicios marcados por la sociedad del momento. A los “seres que nacen demasiado pronto. O demasiado tarde”. Salen de noche, justo cuando los benefactores del american way of life yacen plácidamente en sus camas; se ven sujetos a oficios de mala muerte; viven en pequeños pisos en las afueras plagados de grietas y goteras y sus pequeños placeres residen en imitar los pasos de baile de viejas películas en blanco y negro o en apreciar el aromático olor que proporciona el incendio de una fábrica de chocolate. Pero no por ello renuncian a unos deseos de apariencia inalcanzable ni a la búsqueda de una felicidad que, quizá, se encuentra al otro lado de la barra de un restaurante de tartas incomestibles o en el ser monstruoso que habita en las mazmorras del lugar de trabajo.

Para agudizar los caracteres y la empatía de sus personajes principales, representados por Richard Jenkins y una impresionante Sally Hawkins, la atípica bella durmiente de este relato (una especie de Mia Farrow en La rosa púrpura del Cairo de contagiosa ternura y vitalidad), y como antídoto a las penurias del mundo real, Del Toro no duda en imponer una atmósfera fabulesca, colmada de tintes mágicos y acordes de cuento de hadas, a una narración marcada por los designios de la esperanza (en su universo siempre queda tiempo para las segundas oportunidades) y que oculta, entre sus paredes, un entusiasta y bellísimo tributo a la cultura cinéfila y musical de aquella época, válvula de escape en un años idealizados por el sueño americano y, en el fondo, teñidos de gris. Y es que, por encima de sus licencias argumentativas, La forma del agua es el testimonio audiovisual de un hombre que ama y siente el cine en sus venas, que entiende su lenguaje y los códigos que lo representan y que se deja el alma misma en cada proyecto.

Anuncios

GODZILLA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , on mayo 16, 2014 by Gonzalo Contreras

EL MONSTRUO DE LOS TIEMPOS REMOTOS

godzilla

Tras el deprimente survivor realizado en los noventa por Roland Emmerich (con el único objetivo de aprovechar, de manera tardía, el éxito de Parque Jurásico), llega a las carteleras un nuevo reboot del monstruo oriental por antonomasia, inmortalizado en una serie de películas (para muchos de culto) durante la década de los cincuenta y sesenta.

La nueva actualización parte con una clara intención de homenaje, principalmente a aquellos largometrajes en donde el mito nipón se enfrentaba con otras criaturas supuestamente prehistóricas. Un intento respetable, desde luego. Empero, fracasa (y bastante) a la hora de llevar a cabo su propósito debido a la grandilocuencia del proyecto, traicionando el espíritu de Serie B característico de estas monster movies y cediendo el protagonismo a unos efectos especiales tan espectaculares como agotadores. Como era de esperar, se deja por el camino la esencia de las primitivas películas. Un encanto, siendo sinceros, difícilmente recuperable en los tiempos que corren.

godzilla 2Entre rugido y explosiones abusa, para colmo, de una verosimilitud y seriedad alarmantes, una manía ya establecida en cierta rama de cine de acción contemporáneo, así como de un incómodo subrayado en la heroicidad del personaje principal, con la habilidad de estar en el sitio y hora indicado para participar sin billete en las misiones más arriesgadas posibles, interpretado de forma pésima por Aaron Johnson. El joven actor, conocido por su intervención en la celebrada Kick Ass, lidera un elenco de actores tan destacable como desaprovechado, siendo llamativa la desconcertante intervención de la siempre extraordinaria Juliette Binoche.

A muy pocos escalones de la mencionada cinta de Emmerich, supone un nuevo intento fallido de resucitar la célebre franquicia, exitosa en otros tiempos. El gigante dormido tendrá que esperar, si es que realmente algún día llega la obra definitiva sobre su leyenda, tan mítica como, tristemente, algo trasnochada.

Trailer “GODZILLA”

Posted in Próximamente, Trailers with tags , , , , , , on abril 16, 2014 by Gonzalo Contreras

El 15 de Mayo en Cines.

BLUE JASMINE

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , on noviembre 14, 2013 by Gonzalo Contreras

BLUE MOONblue jasmine

Sirviéndose de la mítica obra Un tranvía llamado Deseo del gran Tenesse Williams y adaptándola a su particular universo, el director Woody Allen retoma en la particular BLUE JASMINE  sus orígenes y sus más características preocupaciones consabidas por todo buen cinéfilo (y por el que no lo es tanto).
La película relata la triste y deprimente historia de Jasmine (Cate Blanchett), mujer de alta sociedad arruinada que busca refugio, para su desgracia, en su cateta hermana Ginger (Sally Hawkins), quien comparte a su vez vida sentimental con el horrendo y desaseado Chili (Bobby Cannavale).

Con altas expectativas previas, añadidas a la pasión de un servidor por el cine del genio neoyorquino, resulta difícil reconocer la pequeña decepción percibida tras su visionado. Lamentablemente estamos un Allen menor, carente de pulso e ingenio. Lejos de ser desdeñable, pero también de la obra maestra asegurada por gran parte de la crítica especializada.

blue jasmine 2El director ha creado nuevamente un personaje femenino magnífico, rico en matices y garra, al servicio de una historia que choca en extremo con el estilo humorístico al que nos tiene acostumbrados y que aquí no duda en imprimir. A veces uno siente que la obra teatral es excesivamente dura para el tono jocoso mostrado, un forzado enfrentamiento de estilos casi opuestos que no acaba de compenetrarse en su conjunto.
Y sin querer hacer mella en los peros, hay que reconocer que algo huele a visto y oído en todo el metraje, un dejà vú al cine más psicoanalítico del director en donde las excentricidades y problemas que rodean a Jasmine los hemos visto con otros nombres y rostros, llámense Farrow o Keaton. Falta, de alguna manera, ese disfraz que el director sabe tejer con mano maestra para que el traje parezca nuevo y reluciente.

blue jasmine 3Por otro lado,  sería delito no comentar la impresionante composición de Cate Blanchett. Si su personaje es, de lejos, lo mejor de la película, mucho tiene que ver la capacidad interpretativa de la que hace gala la protagonista de Elizabeth. Cómica a la par que trágica, una lección insuperable de talento y maestría.

Pudiera ser que mis expectativas fueran demasiado altas, no lo dudo. Blue Jasmine no es una mala película. Es un cine loable, con algún que otro buen momento (la escena de la protagonista con sus sobrinos en el restaurante) que, seguro, encontrará grandes adeptos. Qué decir que me encantaría encontrarme entre ellos.