Archivo para Sophia Lillis

IT (Eso)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , on septiembre 7, 2017 by Gonzalo Contreras

LA TIERNA SONRISA DEL PAYASO

Quien viera de niño It (Eso), ya fuera con el permiso de sus despistados padres o escondido en soledad entre los recovecos de algún mueble próximo al televisor, difícilmente habrá podido desterrar de su retina las imágenes arrojadas por tan carismática miniserie. Emitida de forma persistente en las madrugadas veraniegas por Telecinco, sus inquietantes secuencias, protagonizadas por un sanguinario payaso devorador de pequeños incautos, enlazaban de lleno con algunos de los traumas más frecuentes en la imaginería infantil. El éxito de la propuesta fue tal que pronto pasó a engrosar la lista de cintas de culto de los añorados videoclubes, convirtiendo a su antagonista Pennywise (alias Tim Curry, referente del fantástico gracias a su Dr. Frank-N-Furter de The Rocky horror picture show) en uno de los villanos más emblemáticos del género y en visitante asiduo en las largas noches de insomnio. Sin embargo, y como suele ocurrir con algunas piezas añejas, el tiempo no ha sido especialmente benévolo con su embalaje deliberadamente ochentero. Su impacto se ha diluido en las nuevas generaciones, en gran medida por el aspecto acartonado y la visión edulcorada de algunos pasajes, ajustada a los parámetros de edad permitidos por las cadenas televisivas. Y es que, a pesar de que los que crecimos con ella estaremos eternamente en deuda por los escalofríos de juventud, no es menos cierto que demandaba, desde hace ya varios lustros, una actualización acorde con el potencial del relato.

En realidad, la miniserie, dirigida por Tommy Lee Wallace, pupilo de John Carpenter en sus mejores trabajos, era una traslación muy libre de una de las obras más afamadas de Stephen King, para muchos su mejor publicación hasta la fecha. Una narración que supuso un punto de inflexión en su carrera, brillante en cada linea literaria e inabarcable en términos audiovisuales, que hacía uso de elementos propios de la épica para enfatizar la gran obsesión del escritor: el carnaval de espectros ejecutado por su incomparable creatividad no es más que una proyección, y casi siempre una consecuencia, del horror engendrado por la propia sociedad. Consciente de su complejísima magnificencia, el cineasta Andrés Muschietti, apoyándose en una impresionante caracterización de Bill Skarsgård, aterrador como variante colorista del hombre del saco, suprime en esta revisión de IT los elementos menos cinematográficos y amplia el universo de terror con nuevos conceptos (narrativos y artísticos) totalmente amoldables a la historia original. Algunos detalles cambian, otros adquieren un renovado envoltorio, pero la magia y esencia de las páginas de King persisten en esta, digámoslo ya, magistral y tremendamente respetuosa adaptación de la primera parte del prestigioso best-seller.

Y si el horror triunfa en cada capa de pintura ideada por el director de Mamá, idénticos frutos se obtienen en la bellísima radiografía que realiza de la adolescencia y los años de boy scout, de la aventura del crecer y su correspondiente pérdida de la inocencia. De hecho, en esa vertiente nostálgica, tan nuestra y tan de todos, ya acariciada en la imprescindible Cuenta conmigo, se encuentra la otra gran virtud del film: conectar con las pesadillas de niñez olvidadas por el devenir del tiempo, con los entes que esperaban aguardando nuestra llegada debajo de la cama, con aquellos monstruos, invisibles a ojos de los adultos, presentes en la penumbra de nuestros cálidos y apacibles dormitorios. Rodada en estado de gracia, si la primera y televisiva versión fue un regalo para los niños que una vez fuimos, esta lo es para los adultos que ahora somos y que hemos hecho del género nuestra bandera cinéfila. Entren y disfruten de este extraordinario tren de la bruja. Los alaridos están más que asegurados.

Anuncios