Archivos para Steve Coogan

LA EXCEPCIÓN A LA REGLA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , on abril 24, 2017 by Gonzalo Contreras

LOS AÑOS DORADOS DE HOLLYWOOD

Más recordado por sus interpretaciones en algunas de las grandes películas de la década de los sesenta (las insuperables Bonnie & Clyde y Esplendor en la hierba) y por su fama de sex symbol atemporal (se llegó a decir en los mentideros que Shirley McLane, su hermana mayor, fue la única estrella del momento en no caer rendida a sus encantos) que por su oficio de realizador, lo cierto es que, con tan solo cinco películas, el prolífico actor Warren Beatty ha sabido demostrar un talento incuestionable detrás de las cámaras. Su ópera prima, la encantadora El cielo puede esperar, remake de El difunto protesta, se vio recompensada con un éxito abrumador de público; Rojos, su mejor trabajo, le otorgó el beneplácito de la crítica mundial; la envejecidísima Dick Tracy le supuso un nuevo idilio con la taquilla, y Bulworth, quizá su cinta más incomprendida, con la comedia más ácida e inteligente. Como Gibson, Eastwood o Costner, es de los pocos actores en poseer un Oscar, curiosamente, a mejor director. Y, como ellos, se esfuerza por recuperar la llama perdida del clasicismo cinematográfico, demandando una narrativa acorde con las exigencias y los gustos de los cinéfilos más arraigados.

Álter ego de Howard Hughes, a quien rinde tributo en un largometraje superior, en todos los sentidos, a la inefable El aviador de Martin Scorsese, Beatty ha engendrado, con LA EXCEPCIÓN A LA REGLA, su particular película maldita, insólita comedia a medio camino entre el retrato evocador de la meca del cine en sus años dorados y la screwball norteamericana con pinceladas del más embriagador romanticismo. Eso sí, como buena película maldita que se precie, resulta curioso que, pese a su irregularidad, falta de magnetismo y montaje disonante (acorde, eso sí, con la personalidad inestable del propio Hughes), la cinta desprenda momentos de extrañísima belleza, implícita en las líneas de un magnífico guion que no encuentra cobijo en su traslación a la gran pantalla.

La cinta acierta en su primera hora, describiendo brillantemente “la fábrica de los sueños” y la corrupción moral a la que se ven sometidas las jóvenes promesas, de virginales y nobles intenciones, en tan poco puritano entorno. Sin embargo, cuando el personaje de Beatty y sus irritantes extravagancias asumen el control, aparece ante los ojos del espectador una película completamente nueva. Más atípica, más visceral, pero menos apasionante. La sintonía entre ambos tomos apenas se sostiene en el recuerdo, pero es de justicia señalar la valentía de un film que, asumiendo un corte manifiestamente clásico, se atreve a transgredir las reglas estipuladas en la actual industria hollywodiense.

PHILOMENA

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , on marzo 1, 2014 by Gonzalo Contreras

SECRETOS DEL CORAZÓN

philomena

A pesar de la denuncia social implícita y del desgarrador testimonio que cuenta, Philomena, último largometraje del estimable Stephen Frears, empatiza con un público mucho más amplio de lo que su argumento podría hacer pensar. La historia de Philomena Lee, una mujer con un secreto reprimido durante cincuenta años por el dolor y la vergüenza más irracional, es vista bajo una perspectiva cálida dentro de la amargura propia del relato, gracias a la labor de un cineasta especializado (a veces con óptimos resultados) en desenmascarar con especial sensibilidad los entresijos de la mismísima sociedad británica, desde la más humilde (Café Irlandés, La Camioneta) hasta la más distintiva (The Queen).

philomena 2

Seguramente la estrategia tendrá sus detractores, pero es elogiable su capacidad de convertir una historia propia de telefilm de sobremesa en un relato emotivo, crítico y totalmente cinematográfico, sorteando los clichés e imprimiendo un humor localista, tierno y muy agradecido; tras los numerosos momentos dramáticos, el realizador de la soberbia Las Amistades Peligrosas se las ingenia con gran destreza para, inmediatamente, suavizar los efectos del golpe a través de sutiles gags cómicos, astutamente enternecedores.

Parte del éxito viene de la mano de sus dos protagonistas, unos espléndidos Judi Dench y Steve Coogan. Juntos, forman una atípica y antagónica pareja, en donde los distintos caracteres (ella, todo bondad; él, todo orgullo y prejucio) fusionan progresivamente en una entrañable relación marcada por la dulzura de una mujer de contagiosa candidez y esperanza.

Película pequeña, pero valiente. Tierno y a la vez duro relato sobre las heridas olvidadas en el tiempo y la necesidad de sanarlas. Un film marcado por la inocencia, el perdón y la ausencia de rencor, al son de una maravillosa música de carrusel evocadora de una infancia robada, pero jamás olvidada.