Archivo para The Florida Project

THE FLORIDA PROJECT

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , on febrero 5, 2018 by Gonzalo Contreras

LAS CIÉNAGAS DEL REINO ENCANTADO

Ocurre todos los años. En mitad de la vorágine de los festivales de cine, llámense Toronto, Cannes o nuestro celebrado San Sebastián, y como si de un contagio masivo entre los espectadores se tratara, una película, casi siempre de apariencia humilde, se transforma en un fenómeno cinematográfico bendecido únicamente por criticas positivas. Los aplausos se extienden más allá del minuto de rigor; las redes sociales, con Twitter a la cabeza, se llenan de comentarios alabando la magnitud de la propuesta, la innumerable cantidad de valores que inundan cada fotograma, su patente y fulminante originalidad. Lo nunca visto y oído en una sala de proyección. Y aunque conoces los entresijos de estos eventos, en donde el cansancio y la necesidad de descubrir una obra magna se embarullan con unas emociones mal canalizadas, uno no puede evitar empaparse del entusiasmo generalizado por tanta cinefilia concentrada. Los prejuicios desaparecen, la apetencia de conocer el objeto de deseo entra en juego. Desgraciadamente, ya conocen el dicho: la curiosidad mató al gato.

Esta temporada, el origen de tanta efusividad se titula THE FLORIDA PROJECT. Enésima revisión de los resquicios de la América profunda vista a través de los ojos de los más indefensos, la película transcurre en un pequeño motel de carretera cercano al emblemático parque de Disneyworld. A escasos metros del país de los sueños, los reinos encantados, las hadas y los fuegos artificiales, de la cuna del capitalismo y el consumismo más atroz, familias sin recursos económicos, la mayoría desestructuradas y con hijos pequeños ajenos a su desoladora situación, malviven en un entorno dominado por las drogas, los malos hábitos y la marginación social. Riqueza y pobreza conviviendo puerta con puerta.

El problema de esta sobrevaloradísima cinta, de evidentes y plausibles connotaciones reivindicativas, se halla en la repetición sintomática de su estructura narrativa. Durante la primera hora y cuarto de metraje, fragmentada a modo de secuencias episódicas, compartimos las vivencias de los críos protagonistas (espejo de la actitud chulesca y camorrista de sus progenitoras) sin que en ningún momento brote un conflicto de mayor trascendencia y envergadura. Para colmo, su director, el no menos sobreestimado Sean Baker, busca constantemente la empatía del espectador desgranando las gamberradas ejecutadas por los chavales (algunas deleznables) desde una perspectiva cómplice y festiva. En otras palabras, lo que para algunos puede resultar adorable en pantalla grande, para otros, entre los que se encuentra un servidor, supone una experiencia difícilmente soportable.

Solo William Dafoe, guardián del reino de fantasía idealizado por los niños y testigo, en primera persona, del patetismo y la miseria que rodea a sus inquilinos, y algunos capítulos del relato (el incidente con el pedófilo, repugnante por lo que da a suponer más que por lo que muestra), versos sueltos en un todo inconsistente, consiguen visibilizar el buen material de partida que yacía sobre papel. Y es que, a pesar de sus propósitos, The Florida Project apenas se aleja de los típicos productos facturados para triunfar en certámenes como Sundance y revestidos con los últimos dobladillos del cine independiente norteamericano que tanta aceptación tienen en el momento de su gestación y cuyo halo divino se diluye como un azucarillo meses después de su estreno. ¿Se acuerdan de un film titulado Moonlight? Pues eso. La supuesta belleza de lo efímero.

Anuncios