Archivo para Walt Disney

PETER Y EL DRAGÓN

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , on agosto 12, 2016 by Gonzalo Contreras

RECUPERANDO LA MAGIA DE ANTAÑO

PETER 3

Pete´s Dragon (1977), aquí Pedro y el dragón Elliot, pasó a engrosar rápidamente la lista de películas Disney que entremezclaban imagen real, dibujos animados y números musicales (metidos a presión casi siempre) cuyo propósito más inmediato era el de repetir, de forma tardía, el impresionante éxito comercial cosechado por Mary Poppins a mediados de los años sesenta. De hecho, no dejaba de ser una historia de formulaciones parecidas, sustituyendo a la pizpireta niñera de sonrisa Colgate protectora de niños carentes de afecto por un dragón de aspecto bondadoso y cálido corazón. El tiempo, lamentablemente, no fue igual de benevolente con esta variante, a pesar de reunir los encantos de las producciones clásicas más satisfactorias de la compañía.

PETERRecordado casi exclusivamente por los pocos que tuvimos la suerte de crecer con su simpatía y melodías, su sorprendente resurrección conlleva un matiz a resaltar: la nueva PETER Y EL DRAGÓN adopta, únicamente, el título en su versión original, alejándose de forma considerable de los esquemas propios del remake. No obstante, si bien estamos ante una película diferente, sí rescata, con enorme destreza, el sabor añejo de la original y, en consecuencia, los principios y valores que marcaron la línea de muchas de las propuestas de Walt Disney de aquellos años, principalmente la alegoría ecologista y la exaltación de la amistad y la familia.

Brillante y atrevida en su concepto de entretenimiento de otro tiempo, afianzado por los acordes countries de una banda sonora espléndidamente adherida al metraje, y realizada con cariño, imaginación y un respeto escrupuloso hacia el público infantil, compararla con la primera versión sería caer en un error innecesario, siendo ambas cintas complementarias y sólidas por separado. De hecho, posiblemente este verano no encontremos una aventura familiar tan mágica y deliciosa como la aquí presente.

EL LIBRO DE LA SELVA (The jungle book)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , , on abril 11, 2016 by Gonzalo Contreras

EL RITMO DE LA JUNGLA

El libro de la selva

La historia de Rudyard Kipling sobre Mowgli, el niño criado por una manada de lobos, no ha tenido especial suerte en el cine. Pasto de telefilms y series de televisión de ínfima calidad y de poco inspiradas adaptaciones para la gran pantalla, más pendientes de congregar a toda la familia que de absorber la genialidad del relato, posiblemente su mejor exponente se encuentre en la aproximación que Disney ejecutara allá por principios de los sesenta en su versión de dibujos animados. A pesar de sus licencias cinematográficas, atribuidas a la captación del público infantil (cualquier semejanza entre libro y película es puro espejismo), el film se alzó rápidamente como una de sus piezas más valoradas gracias, en gran medida, a su simpatía, frescura y contagiosa partitura musical.

el libro de la selva 2Cincuenta años después, la compañía retoma el célebre cuento en su cruzada por transformar sus más ilustres creaciones animadas en personajes de carne y hueso, demostrado ya el éxito de la fórmula en cintas como Maléfica y Cenicienta (al menos de cara a la taquilla). El especialista en blockbusters Jon Favreau afronta la dirección de una forma tan aparentemente sencilla como inteligente: tomar como referencia el modelo original, recuperando incluso sus canciones y secuencias más icónicas (y con ello, la vena nostálgica), para dotarlo de una madurez y de unas pinceladas de oscurantismo acorde con los tiempos actuales. A las virtudes del clásico se le añade la maestría de los nuevos aportes, logrando una actualización de lo más sabrosa, tan brillante que bien podría considerarse el mayor logro en imagen real de Disney en lustros.

Beneficiada por un doblaje de auténticos pesos pesados, desde un tronchante Bill Murray a un aterrador Idris Elba, en una composición que le catapulta como uno de los mejores villanos del cine reciente, el nuevo LIBRO DE LA SELVA se define como una espectacular aventura a la antigua usanza, de una abrumadora belleza paisajística (atención a su realismo y encuadres, difícil de degustar en este tipo de producciones) y rebosante de ritmo, ternura y entusiasmo, que hará las delicias tanto de los más pequeños de la casa como de los adultos que, tiempo atrás, disfrutaran con las andanzas del pequeño rey de la jungla.

EL VIAJE DE ARLO (The good dinosaur)

Posted in Críticas (Estrenos) with tags , , , , , , , , , , , , on noviembre 24, 2015 by Gonzalo Contreras

REINVENTADO LA (PRE)HISTORIA

el viaje arlo

La mayor enemiga de la productora Pixar es, chocantemente, la propia Pixar. Con tan sólo veinte años enfrascada en el largo cinematográfico, nos ha dado algunas de las piezas más inspiradas, lúcidas y conmovedoras del cine contemporáneo, regalando a la mítica factoría Disney, mano inseparable desde sus inicios, una segunda y muy rentable juventud. Con semejante panorama, dominado por juguetes vivientes, ancianos con espíritus intrépidos y monstruos ocultos en los armarios de los más pequeños, es normal que ante una película menor (que no desdeñable) de la multimillonaria compañía el espectador sienta una sensación agridulce, de tibia decepción.

El viaje de ArloLa influencia de grandes éxitos como Buscando a Nemo, en cuanto a estructura se refiere, y sobretodo la excepcional El rey León, con escenas casi calcadas de la misma, sustituyendo estrellas en la noche por luciérnagas y leones en el firmamento por apariciones espectrales, se masca en EL VIAJE DE ARLO, una producción que trata de anudar, como ya ocurriera con Brave o la taquillera Frozen, el hechizante universo de ambas casas. El problema es que, cuando quiere recuperar la esencia Disney, peca de cierto exceso de glucosa, y cuando hace lo propio con Pixar, nunca llega a atrapar la maestría de anteriores proyectos.

Esto no quiere decir que durante la travesía del simpático brontosaurio protagonista y el pequeño homínido, lo mejor de la película, no encontremos momentos de buen cine (la explicación mutua de lo que significa la familia) ni alucinemos con su abrumadora factura técnica, de una perfección visual que hace que te plantees si realmente está elaborada por ordenador. Pero hay cosas que fallan demasiado, como la falta de garra de los personajes secundarios, aquí salidos de tono, poco definidos y un tanto perturbadores (el triceratops con problemas psicológicos), o la exagerada humanización de los dinosaurios, ganaderos y expertos agrícolas. La irregularidad narrativa y el deja vù entran en juego, y una pregunta sobrevuela en el ambiente: qué habría sido de esta animación si se hubiera dejado invadir por el cine silente.

Eso sí, los infantes de la casa, los críticos que más derecho tienen a opinar en este tipo de historias, estarán encantados. Al fin y al cabo esta película está hecha por y para ellos, y cumple de sobra con el entretenimiento que buscan en las salas: es tierna, emotiva y posee un bonito mensaje de superación. La ausencia de la verdadera magia Pixar es otra historia.